África: El negocio de la caza amenaza la fauna salvaje

Más leídas
Según un nuevo estudio más del 85 por ciento del marfil de elefante africano de bosque (también conocido como de selva africano) bajo incautación entre 2006 y 2014 fue rastreado hasta el ecosistema Tridom (Tri-National Dja-Odzala-Minkebe), que se extiende por el noreste de Gabón, noroeste de República del Congo y el sureste de Camerún, y así como a la reserva adyacente en el suroeste de la República Centroafricana.

 
De igual modo, un porcentaje similar, en este caso de elefante africano de sabana, fue reconocido, principalmente, en la reserva Selous, en el sureste de Tanzania; y la reserva de Niassa, en el norte de Mozambique.
 
En este sentido, desde 2011, el punto de acceso de los paquidermos comenzó a cambiar hacia el norte, desde el sureste de Tanzania hacia el parque nacional Ruaha y la reserva Rungwa, en el centro del país, arrastrándose gradualmente hacia la frontera norte con Kenia.
 
Según datos de la organización Traffic, el número de paquidermos ha sufrido una caída en picada en los últimos años. Este es el caso de Tanzania, donde de los 109.051 ejemplares de 2009, se ha pasado a solo 43.330 el pasado año.
Últimas noticias

Crisis de biodiversidad: las montañas del mundo en alerta máxima

Descubre cómo el calentamiento global pone en peligro la biodiversidad en diferentes regiones montañosas del mundo.