sábado, febrero 4, 2023

Así es el panda rojo, el pequeño mamífero del Himalaya en peligro de extinción

Más leídas

50 años antes de que el panda gigante fuera descrito, el panda rojo ya había sido identificado por los científicos occidentales. De hecho, entre ambas especies no hay parentesco cercano; el pequeño está más relacionado con los mapaches que con su compañero de nombre.

El panda rojo pasa dormido dos tercios del día. Aún así, desempeña un papel fundamental en la conservación de los bosques del Himalaya oriental. De acuerdo con Red Panda Network, organización enfocada en la conservación de la especie, este animal funge como símbolo de la protección y mantenimiento de la región donde habita. Esto es lo que sabemos sobre él.

Panda rojo, el carismático habitante del Himalaya

Apenas más grande que un gato doméstico, el panda rojo (Ailurus fulgens) mide entre 56 y 62.5 centímetros, según señala Smithsonian’s National Zoo. Los ejemplares adultos suelen pesar de 3.6 a 7.7 kilogramos. Se trata, además, del único mamífero viviente de la familia Ailuridae. Sin embargo, la condición taxonómica de este panda fue materia de debate científico, pues guarda mucha relación con el mapache.

La coloración del panda rojo está definida por el abundante pelaje castaño-rojizo. Aunque, como se puede apreciar, otros colores intervienen en su constitución. El blanco de las orejas (puntiagudas), hocico y mejillas, se distingue a simple vista. Las extremidades son cortas y robustas. Adicionalmente, este animal arborícola cuenta con una cola larga y tupida que le ayuda a mantener el equilibrio y resistir a las bajas temperaturas.

Sobre la distribución del panda rojo, la institución explica que la especie puede ser encontrada desde el norte de Myanmar (Birmania) hasta el oeste de las provincias chinas de Sichuan y Yunnan. igualmente, puede ser visto en regiones adecuadas de Nepal, India y Tíbet.

  El zorzal, el más madrugador de los pájaros autóctonos

De acuerdo con el Fondo Mundial para la Naturaleza, casi el 50 % del territorio ocupado por este animal corresponde al Himalaya oriental. Por otra parte, el hábitat del panda rojo son bosques templados ubicados a gran altitud con sotobosques de bambú en el Himalaya y otras altas montañas. Asimismo, este mamífero es una especie arbórea, ya que pasa la mayor parte de su tiempo durmiendo en árboles.

El “carnívoro” del bambú

Curiosamente, el panda rojo puede ser considerado como un carnívoro, dado que desciende de los mismos ancestros que otros animales con esa dieta. No obstante, conforme a Red Panda Network, este animal basa el 98 % su alimentación en el bambú, planta que abunda y crece rápidamente en su hábitat. El 2 % restante se logra completar con insectos, flores, huevos, pequeños mamíferos y pájaros.

El panda rojo limita la interacción con los individuos de su especie al apareamiento. La mayor parte del tiempo, el pequeño mamífero del Himalaya es solitario y de hábitos crepusculares; se alimenta al amanecer y al anochecer. Durante el día, duerme.

Reproducción y conservación del panda rojo

Acerca de la reproducción, Zoobotánico Jerez apunta que el cortejo, por lo regular, se da entre enero y febrero. Tras 4 o 5 meses de gestación, las crías nacen en junio o julio. Para el recibimiento de los recién nacidos, la hembra prepara una madriguera, especialmente diseñada para acogerlos a lo largo de los primeros días de vida. La madurez sexual es alcanzada a los 18 meses.

De acuerdo con la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN, por sus siglas en inglés), el panda rojo se encuentra en peligro de extinción. Se estima que su población es de menos de 10 mil individuos, misma que se ha reducido a causa de la deforestación y la expansión humana en el sudeste de Asia.

Últimas noticias

Rescatan en España a un perro que llevaba más de 10 años encadenado sin poder moverse

El perro estaba atado a una cadena en un espacio muy pequeño y pasaba la mayor parte del tiempo a la intemperie.

Noticias relacionadas