miércoles, agosto 10, 2022

Avanza la investigación sobre las especies de lagarto gigante canario

Más leídas

Un equipo científico internacional con participación de la Universidad de la Laguna, la Universidad de Zaragoza y el Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont ha hecho pública la comparativa entre las mandíbulas de cinco especies de lagarto canario gigante, entre ellas, una cuyos fósiles datan del Pleistoceno. El estudio permitirá investigar mejor la evolución de estas especies insulares y determinar si son tan endémicas como se ha creído hasta ahora, o no.

Paleontología de titanes canarios

“Nuestro objetivo ha sido el de reactivar el estudio de fósiles de las Canarias. Hay mucho avanzado sobre especies actuales, pero poco sobre lo que comparar restos que nos encontremos de huesos y fósiles en el campo”, declara a La Vanguardia Penélope Cruzado-Caballero, paleontóloga investigadora de la Universidad de La Laguna y una de las autoras del trabajo publicado en la revista Historical Biology.

“En las Canarias existen actualmente solo cuatro especies de lagarto gigante que pertenecen al género Gallotia, pero hace entre 2,6 millones de años y 800.000 años habitó una quinta especie, Gallotia goliath, como revela el registro fósil de las islas”, reza un comunicado del Institut Miquel Crusafont. “Con la llegada de los primeros humanos a Canarias, hace unos 2.500 años, empezó un proceso drástico de extinción, que se acentuó con la colonización de los europeos hace unos 600 años ya que supuso la entrada masiva de gatos, perros y herbívoros que diezmaron las poblaciones de lagartos gigantes”, añade la nota.

Para hacer su estudio sobre cinco especies distintas de lagarto gigante, los investigadores emplearon la técnica de la tomografía de rayos X sobre huesos y fósiles de mandíbulas para poder hacer un molde simulado por ordenador, en 3D. Este molde serviría para comparar cada especie, y además, como herramienta para futuras investigaciones y hallazgos de restos sobre el terreno.

  Nacen tres crías de Tigres de Bengala en la reserva La pequeña África de Jimena

“Con estos modelos podremos determinar de qué especie se trata el hueso o huesos que nos encontremos, si pertenecen a un individuo juvenil o adulto, o si es de la misma especie de lagarto que esperamos encontrar en una isla, o por el contrario coincide con otra de otra isla. Esto nos permitirá ser más precisos en nuestros hallazgos”, explica Cruzado-Caballero.

Un análisis osteológico sin precedentes del lagarto gigante canario

“Los modelos 3D nos permiten aproximar la biomecánica de los lagartos, su movimiento, su mordida, y otros aspectos sin poner en riesgo las muestras”, explica Cruzado-Caballero. “Lo que hemos visto, por ejemplo, comparando mandíbulas de cada una de las especies de lagarto gigante es la disminución clarísima de la talla con el tiempo”, comenta la investigadora. Esta disminución, que es común en varias especies cuyos antepasados eran gigantes, se hipotetiza que podría deberse a la llegada del hombre y nuevos competidores “son las cosas que queremos seguir estudiando”, explica Cruzado-Caballero.

Las cinco especies de lagarto gigante

De menor a mayor tamaño

  • Gallotia intermedia: Lagarto gigante endémico de Tenerife, entre 40 y 50 cm de largo.
  • Gallotia bravoana: Lagarto Gigante de La Gomera, entre 45 y 55 cm de largo.
  • Gallotia simonyi: Lagarto Gigante del Hierro, entre 60 y 70 cm de largo.
  • Gallotia stehlini: Lagarto Gigante de Gran Canaria, entre 65 y 75 cm de largo.
  • Gallotia goliath: especie fósil de las islas de Tenerife y El Hierro y la de mayor tamaño de todas, de hasta 140 cm de largo.

“El estudio incluye las primeras descripciones osteológicas de la mandíbula del Lagarto Gigante de La Gomera (Gallotia bravoana) y el Lagarto Gigante de Tenerife (Gallotia intermedia). El estudio realizado es fundamental no solo para comprender la evolución de este género a lo largo del tiempo, sino también para conocer su distribución y sus patrones migratorios, unos datos muy necesarios para la gestión de la preservación de las poblaciones actuales”, explica la nota del instituto catalán.

  WWF reafirma la necesidad de una acción al más alto nivel para los crímenes contra la vida silvestre

“Con nuestro trabajo hemos detectado y ampliado el número de características que podemos ver en los huesos, y en qué difieren”, explica Cruzado-Caballero. “Otra de las aplicaciones de este estudio es tener una referencia para estudiar si la teoría de un lagarto endémico por isla es cierta. Por ejemplo, en la isla Hierro se supone que solo existe la especie de lagarto gigante Gallotia simonyi, pero si estoy mirando unos huesos y me parece que son más acordes con Gallotia goliath, es inevitable plantearse cómo han llegado hasta allí. Se abren muchas preguntas”, explica la investigadora. Su trabajo ayudará a responderlas con la investigación que está por llegar sobre estas especies en las islas.

Últimas noticias

Joven de Argentina rescata y restaura muebles tirados a la basura y los deja como nuevos

“La basura de uno puede ser el tesoro de otro”, es el slogan de Kevin D´Onofrio.

Noticias relacionadas