miércoles, septiembre 28, 2022

Caza furtiva de elefantes, ‘malo para el planeta y malo para el bolsillo’

Más leídas
Decenas de miles de elefantes son cazados furtivamente cada año en África, lo que pone en serio peligro a las dos especies (el elefante de sabana y el de bosque) que habitan en ese continente.

 
Se estima que se ha perdido el 60% de las poblaciones de este mamífero debido al tráfico ilegal de marfil, destinado sobre todo para el mercado asiático, a pesar de las prohibiciones internacionales.
 
Las motivaciones económicas de esta actividad ilegal parecen claras, de ahí el gran número de animales sacrificados a tal propósito, pero los beneficios conseguidos por conservar al mayor mamífero terrestre (de gran atractivo turístico) podrían ser mayores según confirma un nuevo estudio.
 
La caza de elefantes en África podría suponer una pérdida de ingresos en turismo de cerca de 25 millones de dólares (23 millones de euros) cada año. ‘Los beneficios perdidos debido a la caza superan los costes para evitarla y detener la disminución de elefantes en las zonas de sabana del continente’, señala el equipo de investigación, liderado por la Universidad de Cambridge, Reino Unido.
 
El estudio demuestra, a escala del continente, los efectos secundarios económicos de la caza furtiva de elefantes, que de 2007 a 2014 ha reducido en un 30% las poblaciones de estos animales. Según los científicos, como esta actividad ilegal puede ser costosa de eliminar de manera eficaz, los beneficios económicos obtenidos del ecoturismo podrían compensarlo.
  Tailandia: Murió Dumbo, el elefante bebé que era obligado a bailar para turistas
Últimas noticias

Mujeres en lucha contra la desertificación en Jordania, una planta a la vez

La organización desarrolla plantones o árboles para ser trasplantados en invernaderos por una fracción del costo económico e hídrico.

Noticias relacionadas