Cómo hizo Holanda para convertirse en el primer país sin perros callejeros

Más leídas
Un plan basado en cuatro ejes permitió al gobierno holandés acabar con los perros callejeros sin necesidad de recurrir a las perreras o al sacrificio.

 
Los cuatro ejes del plan holandés son:
 
Concientización
 
Más allá de las leyes que puedan sancionarse, Holanda trabajó sobre la concientización del maltrato animal como un crimen tan grave como el maltrato a las personas. De hecho, en Holanda los animales de compañía tienen derechos equiparables a los de los humanos y hubo casos en los que recibieron en herencia los bienes de sus dueños.
 
Leyes y multas:
 
Creo una de las leyes más duras de Europa en este ámbito ya que las multas por abandono y maltrato pueden llegar a superar los 16 mil euros e incluso pueden acabar en una pena de cárcel de 3 años por hacer daño a animales de compañía.
 
Campañas de castración masivas, gratuitas y obligatorias
 
La superpoblación de perros abandonados se debió, en gran parte, a la compra compulsiva de perros de raza en lugar de adoptados en refugios. Para impedir que los perros que vivían en la calle y que no encontraban hogar se siguieran reproduciendo, el gobierno asumió el costo de las castraciones y organizó campañas de esterilización masiva y gratuita, tanto para perros callejeros, como los de perrera y los que viven en hogares.
 
Impuestos altos a la compra de animales de raza
 
El gobierno holandés estableció altos impuestos a la compra de mascotas de criaderos para desalentar el negocio alrededor de la vida de los animales y fomentar que quienes realmente deseaban la compañía de un amigo perruno adoptaran a un perrito sin hogar.
Últimas noticias

El caso de la masacre de los pingüinos de Punta Tombo irá a juicio oral

La jueza Ana Karina Breckle validó las pruebas contra el ganadero y decidió elevar la masacre de los pingüinos a juicio.

Noticias relacionadas