Con un nuevo confinamiento, los delfines nadan en los canales de Venecia

A raíz de la emergencia sanitaria por COVID-19, los canales de Venecia no han recibido turismo. A comparación con años anteriores a la pandemia, las visitas al puerto italiano se han estancado en números rojos. Sin embargo, el 5 de abril se avistaron un par de visitantes inesperados: una pareja de delfines nadando en la ciudad acanalada, por primera vez en la historia.

De acuerdo con la cobertura de CNN, por primera vez en la historia de Italia se avistaron un par de delfines en los canales de Venecia. La pareja fue observada a medio día, en uno de los canales anteriormente más transitados de la ciudad.

El año pasado, diversos medios de comunicación publicaron noticias falsas sobre la presencia de animales salvajes similares en Venecia. Sin embargo, muy pronto fueron desmentidas. Por primera vez desde que la pandemia comenzó, los encierros colectivos han provocado un silencio de tránsito en los canales, lo que propició —según se piensa— que estos animales dieran un paseo por ahí.

La guardia costera trajo al Equipo de Respuesta de Emergencia para Varamientos de Cetáceos de la Universidad de Padua (CERT), para que los delfines pudieran salir de los canales a salvo. Las autoridades locales estaban particularmente alarmadas porque el tránsito comercial usual en el canal pudiera lastimarlos de alguna manera.

¿Qué tan frecuentes serán estas visitas en el futuro?

Después de analizar el material en video que llegó a CERT, Sandro Mazzariol, patólogo veterinario de la Universidad de Padua, determinó que se trataba de delfines rayados. Según el experto, es más común encontrar delfines mulares en las inmediaciones de Venecia, ya que los otros generalmente nadan en aguas profundas.

Esta especie de delfines es gregaria, por lo que generalmente viven en grupos de hasta 100 ejemplares. Parece ser que la pareja avistada en Venecia estaba compuesta por una cría y un adulto, mientras vagaban en busca de comida.

“Esto es muy inusual”, aseguró Luca Mizzan, director del Museo de Historia Natural de Venecia, para New York Times. “Se sintieron claramente alentados a aventurarse tan lejos en la ciudad por las tranquilas aguas de Venecia en este momento”. A raíz de la falta de tráfico en los canales, según el experto, podría ser que con cada vez más frecuencia se susciten visitas salvajes en el puerto.

Tags:

Esto tambien te puede interesar