Curiosidades sobre el pez león, una voraz especie invasora del Mediterráneo

Más leídas

El pez león ha sido durante años un espectáculo de los acuarios domésticos, pero pronto se convirtió en una pesadilla del océano. Esta especie invasora es una seria amenaza para los ecosistemas de arrecife y las especies autóctonas, tanto del Atlántico y del Mediterráneo.

Sus vivos colores sirven de advertencia a posibles depredadores

Una de las características del pez león son sus colores vivos acompañados de franjas blancas y negras, que los hacen perfectamente distinguibles entre los arrecifes. Como su aspecto les dificulta mimetizarse con el entorno, optan por otra estrategia de defensa: presentan un rasgo que los científicos denominan aposematismo, esto es, muestran rasgos visibles para advertir a posibles depredadores del peligro acechante.

Es una especie invasora muy eficiente

El principal problema para los ecosistemas colonizados por peces leones es la alta tasa de reproducción de esta especie. “Se trata de una de las especies invasoras más letales que existen, con un fuerte impacto sobre muchas especies comerciales, explica Erneto Azzurro, investigador del Instituto para la Investigación Biológica y Biotecnológica Marina IRBIM-CNR. El pez león es una especie conocida precisamente por su capacidad para diseminarse por otras regiones del mundo. Entre otras zonas, se ha propagado por aguas del Caribe y el Golfo de México, donde se cree que fue introducido por accidente, un episodio que tuvo graves consecuencias ecológicas, ya que la especie no tiene depredadores naturales y se reproduce muy rápidamente, haciendo estragos en las poblaciones de peces nativos y en los arrecifes de coral. Los peces león no solo colonizaron el Atlántico, sino también el Mediterráneo, donde llegaron a través del canal de Suez. Aquí te explicamos los detalles de su expansión:

Son unos depredadores muy voraces

El pez león es un cazador generalmente nocturno, aunque los investigadores han encontrado restos ejemplares con restos de comida durante el día. Se alimentan prácticamente de todas las criaturas marinas que encuentran en su área de distribución, entre las que se incluyen invertebrados y distintos tipos de moluscos de tamaño pequeño o mediano. Se calcula que un solo ejemplar puede reducir el número de juveniles de algunas especies autóctonas en un 79% en solo 5 semanas.

Tienen espinas venenosas

Las espinas del pez león producen una picadura venenosa que puede durar días y causar dolor extremo, sudoración, dificultad respiratoria e incluso parálisis. El veneno es una combinación de proteínas, una toxina neuromuscular y un neurotransmisor llamado acetilcolina, que, entre otras consecuencias, provoca la constricción de los bronquios. Las picaduras provocan náuseas, fiebre, vómitos e incluso problemas respiratorios y cardíacos. Ante la picadura de un pez león hay que buscar ayuda médica inmediatamente.

Las hembras ponen unos 2 millones de huevos al año

El pez león es una especie particularmente prolífica. Las hembras alcanzan la madurez sexual muy pronto, cuando alcanzan unos 15 centímetros de longitud o llegan al año de edad. Una hembra puede liberar entre 10.000 y 30.000 huevos no fertilizados cada 4 días durante todo el año, lo que se traduce en unos 2 millones de huevos al año. Se cree que los sacos de huevos contienen una sustancia tóxica disuasoria que disuaden a otros peces depredadores.

Cuando se alimenta, su estómago puede aumentar hasta 30 veces su tamaño
El estómago del pez león puede expandirse hasta alcanzar unas 30 veces su tamaño, lo que le permite alimentarse de especies mucho más grandes. No solo peces y crustáceos de pequeños, sino también ejemplares juveniles de especies más grandes. Incluso, e incluso ejemplares adultos.

Últimas noticias

YPF Luz construirá un nuevo parque solar en Mendoza de 200 MW

El Parque Solar “El Quemado” de YPF Luz es el séptimo proyecto renovable de la compañía, que aportará energía limpia