miércoles, octubre 5, 2022

Dove obtuvo certificación Cruelty Free

Más leídas

Los animales son seres que sienten. Distintas investigaciones en los últimos años detectaron que incluso son capaces de vivir emociones como alegría, tristeza, dolor, celos y resentimiento. Así lo acreditan los estudios de científicos de PETA (People for the Ethical Treatment of Animals), que corroboraron que no solo los perros y los gatos, que son las mascotas más comunes, tienen estos sentimientos.

Mamíferos, aves y peces pueden pasar por distintas emociones a lo largo de su vida. Por ejemplo, las ratas se ríen cuando les hacen cosquillas; las ovejas pueden mostrar decepción; las cabras pueden ser optimistas; los pulpos tienen juegos favoritos. Se comprobó que los animales pueden sufrir incluso estrés postraumático.

A pesar de esta evidencia, son muchas las marcas que hasta el día de hoy continúan haciendo pruebas con animales. Los utilizan para experimentar y los someten, muchas veces, a sufrimientos que pueden llevarlos a la muerte.

Para evaluar los productos y sus ingredientes, es común que se envenenen animales. Las ratas, ratones, conejillos de indias y conejos son quizás las especies más utilizadas para estos fines.

Estas pruebas, además de hacer sufrir a los animales, no predicen resultados en humanos y son muy inexactas. Sin embargo, la industria de la belleza se vale mucho de estas prácticas. Lo bueno es que cada día son más las marcas y los consumidores que están optando por productos Cruelty Free.

Es el caso de Dove, que no testea en animales ninguno de sus productos ni de los ingredientes que los componen. La marca sigue esta política en todo el mundo y logró la certificación de PETA como marca Cruelty Free. Esto significa que la reconocida organización da fe de que esto es así. La información es pública y se puede chequear sin problemas en la página de PETA. Allí aparecen todas las marcas que están alineadas con estos objetivos y también se puede rastrear cuáles son las que no lo están.

  Costa Rica: Miles de sardinas aparecen muertas en la costa del Pacífico

Según estimaciones de la organización Cruelty Free Internacional, anualmente se utilizan más de 115 millones de animales en experimentos de testeo para productos para uso humano. Esto implica aplicar químicos en animales vivos y conscientes para evaluar las reacciones que les provocan. Los productos se colocan en la piel, o se introducen directamente en los ojos. Incluso hasta los exponen a luces ultravioletas para analizar las lesiones e irritaciones provocadas. Después de estas pruebas invasivas y dolorosas y de pasar una vida en cautiverio, los animales mueren.

En 2013 se prohibió totalmente la experimentación animal con fines cosméticos en la Unión Europea, Croacia, Israel, Nueva Zelanda, Noruega, Guatemala, Colombia y algunos estados de Brasil y Estados Unidos. Sin embargo, en la Argentina esto todavía no ocurrió. Dove es pionera en el tema y muestra que se pueden hacer productos de calidad sin poner en riesgo a las especies animales.

Por un camino hacia la naturaleza y la sustentabilidad

Para la marca, el bienestar animal es un tema social y ético importante, por eso está presente en todos sus procesos. Para sus dos últimos lanzamientos, Dove máscara de tratamiento y Dove Shock nutritivo, la marca continuó con esta política centrada en la sustentabilidad.

Los productos están inspirados en rituales de la naturaleza y contienen ingredientes de origen natural, combinados con toda la tecnología que Dove investigó durante más de 50 años. Así se llegó a un producto que nutre profundamente el cabello y que es un aliado perfecto para agregar al cuidado cotidiano.

Las máscaras vienen en tres variedades, todas alineadas con el contacto con la naturaleza.

  Brutal e indignante: Mató a una jirafa negra en Sudáfrica y festejó en las redes sociales

Para reparar intensamente, Dove máscara de tratamiento Ritual de reparación con óleo de coco, un ingrediente rico en vitaminas y nutrientes que ayuda a fortalecer el cabello y lo hace fácil de manejar, junto el poder de la cúrcuma conocida por sus propiedades reparadoras e indicada para el crecimiento saludable del cabello.

Para nutrir, Dove máscara de tratamiento Ritual de crecimiento, con el poder de la equinácea, una aliada en el control de la caída del cabello que estimula su crecimiento, junto con el aceite de ricino conocido por su poder para devolver la resistencia y brillo al cabello.

Y para fortalecer, Dove máscara de tratamiento Ritual de fortalecimiento con el poder de la palta que vigoriza e hidrata el cabello y jojoba, que estimula el crecimiento y previene la caída.

Mientras tanto, el shock nutritivo se puede encontrar en las dos primeras variedades.

Últimas noticias

VIDEO | “Ocean Detox”, una iniciativa en el metaverso para contribuir a la limpieza de las aguas marinas

Se trata de una exposición virtual impulsada por WWF y Savespecies. El trabajo ha contado con la participación de varias agencias de Publicis Groupe

Noticias relacionadas