El comercio ilegal de jaguares está vinculado con la inversión China en Latinoamérica

Un reciente estudio publicado en Conservation Biology vincula el aumento de caza furtiva y comercio ilegal de jaguares en América del Sur y América central con la inversión privada de China en estos lugares. Según la investigación, las incautaciones de partes de este animal han aumentado significativamente en toda la región.

“Por primera vez, tenemos una visión general de lo que está sucediendo en América Central y del Sur con respecto al comercio de partes del cuerpo del jaguar”, dijo a The New York Times, Thaís Morcatty, autor principal del estudio, integrante de la Universidad de Oxford Brookes. Para los investigadores, es claro el aumento del tráfico de partes de estos animales con la presencia de empresas chinas que trabajan proyectos de desarrollo en el continente. Además de los jaguares, aumentó también la caza de otras especies de vida silvestre.

“Lo que podemos aprender de esto es que los patrones que se vieron en Asia y luego en África ahora están comenzando a surgir en América del Sur. Si hay demanda, se cumplirá, incluso si vas a otro continente al otro lado del mundo”, señaló a The New York Times “, Vincent Nijman, coautor también en la Universidad de Oxford Brookes. La investigación sugiere que conocer estos detalles es trascendental para empezar a decisiones antes de que sea demasiado tarde.

Durante el siglo XX, la caza de los jaguares elevó su categoría en las listas de animales en vía de extinción. Estados Unidos representó la mayor parte del comercio de estos felinos, importando más de 23.000 pieles de jaguar solo en 1968 y 1969. Con las leyes de protección, esta especie ha vuelto progresivamente y se estima que hay cerca de 70.000 animales hoy. Sin embargo, el aumento de la caza está generando un declive de las cifras.

La investigación rastreó cerca de 489 incidentes de incautación de estos animales, lo que correspondería, según el estudio, a cerca de 1000 felinos. En las incautaciones no solo se encontraron felinos, sino también pumas y ocelotes. El estudio calculó que, en solo cinco años, el número de jaguares incautados aumentó 200 veces.

Brasil representó la mayoría de casos rastreados, seguido de Bolivia, Colombia, Perú y Surinam. La mayoría de los registros de incautaciones no indicaban el comprador, pero la investigación pudo vincular un 34% de estos con China. Las incautaciones relacionadas con China contenían 13 veces el número de piezas de jaguar, en promedio.

Tags:

Esto tambien te puede interesar

zariguella

Indigna video de la tortura a una zarigüeya

Un lamentable caso de violencia animal se vivió en Colombia, luego de que se ...

Seis elefantes murieron tratando de salvar a una cría bebé

Fue en una cascada en Tailandia, cuando el bebé elefante resbaló y cayó.

San Juan ya cuenta con una Ley de Tenencia Responsable de Animales de Compañía

La ley tiene por objeto crear un régimen de protección, bienestar y tenencia responsable ...