Entre Ríos: investigan si hay maltrato animal en el parque Arca de Enrimir en Concordia

La organización ambientalista Franz Weber y la asociación Conciencia Animal presentaron, semanas atrás al Concejo Deliberante de Concordia, un informe donde se enumeraban las irregularidades en el funcionamiento de la reserva ecológica Arca de Enrimir, un parque ubicado en la ruta nacional 015, en el acceso a Salto Grande (a la altura del kilómetro 9,5).

 
En el documento los proteccionistas brindaban datos acerca del hacinamiento y el estado de soledad en que viven los animales, así como también el hostigamiento que reciben por parte de los visitantes, y del cual los dueños del emprendimiento privado ‘son promotores’.
 
Altertados de la situación, representantes de la Provincia realizaron hace dos semanas una inspección y censo de los animales, mientras que el Concejo local presentó un proyecto en el cual piden la intervención de la Dirección de Inspección Veterinaria de la Municipalidad para constatar la situación de los ejemplares que habitan en el lugar, entre éstos una elefanta, un chimpancé, un tití pincel, yaguaretés y un tigre de bengala.
 
En diálogo con UNO Claudio Ledesma, director General de Recursos Naturales de la Provincia sostuvo que hace dos semanas personal del área realizó una inspección en el lugar y recolectaron documentación respaldatoria. “Hoy, en forma conjunta con la Dirección de Fiscalización, estamos realizando un conteo y verificación de los animales que están en regla. Se trata de la etapa evaluatoria. Luego analizaremos con el Ejecutivo municipal cómo seguimos y qué requerimientos solicitamos a la empresa privada”, indicó el funcionario, quien aclaró además que desde la Provincia están en condiciones de pedirles modificaciones sobre todo el predio.
 
El funcionario provincial también narró los orígenes de la reserva. “Este lugar arrancó siendo un receptáculo de todos los animales que los circos abandonaban, bajo esa premisa recibió la autorización de Nación”.
 
En la actualidad, está prohibida la exhibición de animales en todo el ámbito provincial, sólo están autorizadas las granjas educativas. “Pero los que ya estaban funcionando al momento de la resolución, pueden continuar”, aclaró Ledesma.
 
En el caso de el Arca de Enrimir: “Si se comprueba que hay animales que no tienen papeles, además de enviar el informe a Nación, que fue quien habilitó el lugar, multaremos a la empresa”, sostuvo.
 
De todos modos, Ledesma aclaró que, de comprobarse las irregularidades, no tienen muchas herramientas para solucionar la situación: “No tenemos otro lugar donde mandarlos, además por la edad de los animales, podría afectarles demasiado el viaje. Es por eso que vamos a insistir en que la empresa readecúe las instalaciones por el bienestar de los ejemplares”.
 
Por su parte el concejal concordiente Miguel Guitar (FPV), también consultado por UNO, dijo: “Las asociaciones nos plantearon su preocupación por el tema y como no somos especialistas, armamos un proyecto mediante el cual solicitamos a la dirección de Inspección Veterinaria de la Municipalidad que constante el estado de los animales”. Es decir la tasa de natalidad y mortalidad, las medidas de las jaulas, la capacidad reproductiva, entre otras cuestiones. “Tenemos la versión de las entidades, necesitamos un informe del municipio”, insistió el edil.
 
“Hay cosas que se pueden resolver en el momento. Hemos visto fotos de monos con la camiseta argentina, algo de no se debe hacer con los animales. Esto es algo que se puede charlar con los dueños, pero hay cuestiones que necesitarán mayor inversión”, aseguró.
 
El informe de la fundación Franz Weber advierte que el Arca de Enrimir “permite e incentiva” el contacto -incluso de niños- con una elefanta asiática, sin medir la gravedad de que dicha especie cuando está en cautiverio “es propensa a desarrollar tuberculosis”.
 
Quienes en rigor presentaron dicho informe al municipio fueron los integrantes de la agrupación local Conciencia Animal, luego que sus pares de la Asociación Libera y la Fundation Franz Weber visitaron el emprendimiento que se promociona como una reserva ecológica y es muy visitada por delegaciones escolares.
 
En declaraciones a Diario Río Uruguay, el dirigente de la ONG Conciencia Animal, Horacio Foy, brindó detalles sobre las irregularidades señaladas por los proteccionistas, entre ellas que en lugar en cuestión se encuentra “disfrazada como un área con tenencia de animales”, pero que en realidad “son simples zoológicos o encierros, que ni siquiera reúnen las condiciones mínimas para los animales que tiene”.
 
El citado informe advertía que los ejemplares exhibidos en el Arca de Enrimir “soportan un gran estrés” por el continuo y cercano contacto con humanos, agravado esto por el hecho que muchos animales no tiene siquiera un compañero de su especie, como el caso de la elefante y un chimpacé.
 
Vale remarcar que Concordia tiene en vigencia una ordenanza (la Nº 31.877) que prohíbe la exhibición de animales en espectáculos, como por ejemplo los circos. Allí se establece que no se puede exhibir animales, ni sueltos ni encerrados y menos es que pueden hacer espectáculos públicos.

Tags:

Esto tambien te puede interesar

Una investigación revela que los animales pueden predecir terremotos

Un estudio realizado antes de un terremoto en Perú dio cuenta de la capacidad ...

Greenpeace demanda a 4 provincias por la extinción del yaguareté

La presentación la hizo Greenpeace ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación ...