Hipopótamos de Pablo Escobar: ambientalistas inician a una campaña para evitar que los sacrifiquen

Por medio de la resolución 346 de 2022, el Ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible declaró a los hipopótamos como una especie invasora.

La decisión se tomó con base en los resultados de la evaluación del Comité Técnico Nacional de Especies Introducidas, al considerar “su alto riesgo de invasión, impacto ecológico, contaminación en los cuerpos de agua, alteración en la diversidad vegetal y la afectación que hacen a las actividades de los pescadores del río Magdalena”. Determinación que preocupa a algunos colectivos ambientalistas, por los mamíferos de Pablo Escobar.

Aunque el plan de manejo que están implementando las Autoridades Regionales Ambientales contempla, entre otras medidas, la contención de los hipopótamos, su control de natalidad, acciones de vigilancia y monitoreo permanente (así como diferentes medidas para prevenir su comercialización y diversas campañas educativas), hubo quienes, previendo lo que les pueda llegar a pasar, realizaron una firmatón para que el MinAmbiente los proteja.

Un total de 10.800 colombianos iniciaron una ‘firmatón’ en Change.org, para pedirle al Ministerio que proteja a esta especie.

Este movimiento de activismo digital es liderado por Miguel Aparicio, presidente de la Fundación Santuario Animal Namigni. Los 10.800 ciudadanos que firmaron la petición también respaldan la idea de Aparicio, de crear un santuario para los animales, con el apoyo de diferentes ONGs y que cuente con la participación de organizaciones internacionales con experiencia en este tema.

El líder de este movimiento señalo que el propósito del santuario es salvaguardar allí a la especie y que esté ubicado en la misma región donde se encuentran los animales, es decir, en el municipio de Puerto Triunfo (Antioquía).

Por esa razón, en los próximos días se le enviará una propuesta formal al presidente Iván Duque para que a través de la Sociedad de Activos Especiales (SAE) se asigne uno o más inmuebles, que antes pertenecían al narcotráfico con el fin de que en estos se pueda construir el santuario.

Por su parte, Luis Domingo Gómez, es quien está al frente de la defensa jurídica de los hipopótamos, en los próximos días le pedirá al Consejo de Estado, por medio de una acción legal soportada en la Ley 1774 de 2016, que anule la resolución de MinAmbiente que declaró como especie invasora a los hipopótamos.

Valga recordar que el Instituto Alexander von Humboldt y la Universidad Nacional de Colombia determinaron que los 133 hipopótamos que hacen presencia en el país son una especie introducida hace más de 40 años por petición del histórico narcotraficante Pablo Escobar y representan una amenaza para los ecosistemas estratégicos y las especies nativas como el manatí. Entretanto, las autoridades calculan que en el momento hay entre 80 y 100 hipopótamos por fuera de la Hacienda Nápoles, concretamente en el río Magdalena medio y sus cuencas.

Ante la posibilidad de desaparecer a los hipopótamos, MinAmbiente descartó esta salida y se comprometió a no contemplar la opción de realizar una caza controlada. “Por ahora solo se contempla su captura, esterilización y regreso a los predios de la Hacienda Nápoles”, dijeron. En Colombia la Sentencia C-045/19 prohíbe la expedición de estos permisos.

Tags:

Esto tambien te puede interesar