Las escalofriantes fotos que demuestran que las arañas pueden comer serpientes

Un nuevo estudio ha revelado que las arañas venenosas se alimentan de serpientes que las superan en tamaño varias veces y a menudo salen victoriosas en encuentros contra serpientes tan venenosas como ellas.

Los investigadores del estudio encontraron 319 registros de arañas matando y comiendo serpientes, 297 de los cuales eran eventos que ocurrían naturalmente en la naturaleza (los 22 restantes se organizaron en cautiverio).

Aproximadamente un tercio de esos ejemplos provienen de observaciones científicas publicadas en revistas, mientras que el resto se encontró en sitios de noticias o redes sociales, recoge Science Alert.

“Cuanto más tiempo trato con este problema, más me doy cuenta de que ciertas arañas logran hazañas increíbles”, dijo el coautor del estudio Martin Nyffeler, biólogo conservacionista de la Universidad de Basilea (Suiza) que ha informado anteriormente sobre arañas que comen murciélagos y otros vertebrados.

La devoración de serpientes está notablemente extendida, con más de 30 especies de arañas participando en la práctica en condiciones naturales, y otras once aprovechando la oportunidad en cautiverio, informaron Nyffeler y el herpetólogo de la Universidad de Georgia J. Whitfield Gibbons este mes en la revista Journal of Arachnology.

Las arañas viudas fueron las más frecuentes involucradas, responsables de aproximadamente la mitad de las muertes de serpientes; este grupo incluye las famosas viudas negras con marcas de reloj de arena (Latrodectus mactans, L. Hesperus, L. variolus), así como parientes como la araña botón africana (L. indistinctus).

Estas arañas son pequeñas, de 1,1 centímetros de tamaño como máximo, y normalmente se dirigen a serpientes pequeñas y jóvenes, pero su veneno es lo suficientemente mortal como para matar animales mucho más grandes.

Una araña de espalda roja ataca a una serpiente en Australia.

Los miembros de la familia de las tarántulas fueron responsables de otro 10% de las muertes de serpientes. Estas arañas más grandes no construyen telarañas, pero cazan presas activamente en el suelo o en los árboles.

Otro 8,5% de los incidentes de depredación fueron cometidos por grandes arañas tejedoras de orbes, que también se sabe que atrapan y comen murciélagos y aves. Estas arañas tejen redes circulares grandes y muy fuertes. Una vez que las arañas matan a las serpientes, chupan sus entrañas como lo harían con un insecto.

Los informes de arañas que comen serpientes llegaron de todos los continentes excepto la Antártida, aunque la mitad de los eventos informados ocurrieron en los Estados Unidos y casi un tercio en Australia.

Los investigadores encontraron evidencias de arañas que se alimentan de 86 especies diferentes de serpientes, siendo las serpientes de la familia de los colúbridos las víctimas más comunes.

Esta familia incluye especies comunes como las culebras (Thamnophis cyrtopsis) y las culebras rata (Pantherophis guttatus), y su prevalencia entre las víctimas de arañas probablemente refleja el hecho de que son la familia de serpientes más abundante en todos los continentes excepto Australia, escribieron Nyffeler y Gibbons.

Una araña atacando a una serpiente.

La mayoría de las serpientes atacadas por arañas eran ejemplares recién nacidas o juveniles que pesaban menos de un gramo. Pero las arañas a veces también derribaban serpientes grandes: las víctimas más grandes tenían hasta un metro de largas.

Las serpientes de ese tamaño eran típicamente asesinadas por tejedores de orbes o tarántulas grandes. Las viudas negras podían vencer serpientes hasta 30 veces su propio tamaño por peso, y en un informe, una araña telaraña (Steatoda triangulosa) enredaba una culebra de 15 centímetros de largo que pesaba 355 veces el peso de la araña. “Tal logro es realmente sorprendente. Es casi increíble”, dijo Nyffeler.

El veneno de la araña podría tardar de horas a días en matar a las serpientes, el 30% de las cuales eran venenosas. Los ataques de arañas fueron fatales para las serpientes en el 86% de los incidentes reportados, mientras que solo el 1,5% de las serpientes escaparon solas. Otro 11% fue rescatado por observadores humanos. Una vez que una araña vence a una serpiente, puede llevarle días terminar la comida.

En la mayoría de los casos, escribieron los investigadores, es probable que las serpientes sean una comida rara y afortunada para las arañas que normalmente subsisten a base de insectos. Pero algunas arañas, particularmente las tarántulas, pueden hacer de las serpientes una parte regular de su dieta. También se ha visto a las arañas de espalda roja australianas (Latrodectus hasselti) comiendo tanto lagartos como serpientes en grandes cantidades.

Tags:

Esto tambien te puede interesar

El bisonte de bosque será reintroducido en Alaska

Los mamíferos terrestres más grandes de América del Norte podrían vagar por Alaska de ...

Este año murieron 41 tigres en India

Solo siete ejemplares fallecieron por causas naturales mientras que el resto fue objeto de ...

Descubren una nueva especie de ballena en Japón

El cetáceo mide unos 7 metros de largo y es completamente negro. Fue encontrada ...