Nació en Mendoza un pichón de águila coronada, una especie en situación crítica

Más leídas

Un pichón de águila coronada nació en Mendoza, específicamente en San Rafael, no se trata del único ejemplar que recientemente ve la luz en la provincia, sino que ya que han registrado nacimientos en Santa Rosa y La Paz. El nido fue localizado gracias a un estudio de especialistas en aves rapaces y organizaciones de la sociedad civil de fauna, esto permitió que se alertara a la Secretaría de Ambiente, desde donde se constató el feliz desenlace.

“La relevancia de este hecho –que a primera vista podría verse como minúsculo– radica en que el águila coronada (Buteogallus coronatus) se encuentra en estado de conservación crítico. Se estima que existe una población global de menos de 1.000 individuos adultos (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, IUCN, 2016), con tendencia decreciente. Las principales amenazas que sufre son la pérdida de hábitat, la persecución directa, el ahogamiento en tanques de agua –en zonas áridas y semiáridas de la Argentina– y la electrocución en tendidos eléctricos. El año pasado, en departamentos del Este, se encontraron otros dos pichones, lo cual es una buena noticia sobre la conservación de esta especie y su ecosistema”, sintetizó el secretario de Ambiente, Humberto Mingorance.

El responsable del hallazgo del nuevo nido activo de esta especie en San Rafael fue el Centro para el Estudio y Conservación de las Aves Rapaces en Argentina (Cecara), de la Universidad Nacional de La Pampa. En el marco del proyecto “Ecología y conservación del águila coronada (Buteogallus coronatus) en ambientes semiáridos de Argentina”, es llevado adelante con la colaboración de la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial de la Provincia.

Una vez descubierto el nido en San Rafael, personal de la Dirección de Recursos Naturales Renovables, el Centro de Rescate S.O.S. Acción Salvaje y Edeste SA, también participantes del proyecto, comprobaron el nacimiento del único pichón que las parejas reproductoras de esta especie pueden criar, en virtud de que solo ponen un huevo por intento reproductor. Este nuevo y alentador registro se suma a los ya reportados el año pasado en los departamentos de La Paz y Santa Rosa.

Las tareas de monitoreo del nido continuarán durante la temporada reproductiva y finalizarán con el marcaje del pichón, para permitir su seguimiento, que aportará información sobre los movimientos del ejemplar y la ecología de la especie en la región.

El águila coronada se encuentra en estado de conservación crítico, con una población global de menos de 1.000 ejemplares adultos y tendencias poblacionales negativas. El un área de distribución se extiende en el Centro-Sur de Brasil, Paraguay y Bolivia, además de las regiones áridas y semiáridas de Argentina.

Últimas noticias

ONU: piden una legislación más estricta para los crímenes contra el ambiente

La penalización de los crímenes contra el ambiente es un desafío global. Qué se está haciendo para proteger nuestro entorno.