Río Negro: se recuperaron tres cóndores andinos en el Parque Nacional Nahuel Huapi

Entre los meses de mayo y agosto el Parque Nacional Nahuel Huapi a través de la División Conservación, el Departamento de Guardaparques y el Departamento del Incendios Comunicaciones y Emergencias, junto a la Red de Fauna Silvestre (RFS) y profesionales de INIBIOMA/CONICET han intervenido en la recuperación de tres cóndores hallados en distintas zonas del Parque.
 

Cabe recordar que la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza la cataloga como una especie casi amenazada, ya que sufre la pérdida de su hábitat y el envenenamiento por la ingesta de animales intoxicados o de los propios cebos envenenados colocados ilegalmente por cazadores y ganaderos.
 
El cóndor andino es reconocido como una de las aves voladoras más grandes del planeta después del albatros viajero. Los adultos llegan a medir hasta 142 cm de altura, y entre 270 y 330 cm de envergadura, y pesan de 11 a 15 kg los machos y de 8 a 11 kg las hembras. Es también una de las aves que vuela a mayores alturas, utilizando las corrientes térmicas ascendentes verticales de aire cálido pueden alcanzar con relativa facilidad los 7000 msnm; luego puede planear por cientos de kilómetros casi sin mover las alas extendidas, el cóndor consume muy poca energía y merced a su denso plumaje puede soportar climas gélidos.
 
En Agosto de 1991, en Pampa de Achala, Córdoba, Argentina, se dio origen al Proyecto de Conservación Cóndor Andino (PCCA). Este proyecto está organizado por el ZOO de Buenos Aires, la Fundación Temaikén y la Fundación Bioandina Argentina y cuenta con el apoyo de prestigiosas instituciones, nacionales e internacionales. Su principal objetivo es asistir a la conservación de estas fabulosas aves y su majestuoso ecosistema, a todo lo largo de la cordillera, para asegurar la supervivencia de quien es considerado el Espíritu viviente de los Andes.
 
En ese contexto, en la recuperación de los tres ejemplares de cóndor, se implementó el protocolo establecido para la atención de fauna en riesgo en general, y de cóndor en particular.
 
Según relató el diario El Cordillerano, el primer ejemplar encontrado fue un macho adulto en la cercanía de seccional Río Villegas, zona sur del Parque Nacional. El cóndor se encontraba en situación de riesgo por haber caído a causa de cables de alta tensión. Inmediatamente fue trasladado al consultorio veterinario de la Red de Fauna Silvestre a cargo del Dr. Plaza en Villa La Angostura donde se le hicieron los exámenes médicos pertinentes. Posteriormente fue liberado con éxito en la estancia El Cóndor.
 
En el mes de julio se halló el segundo cóndor, una hembra juvenil que se encontraba a la vera del camino de acceso a Pampa Linda y con signos de debilidad. El Guardaparque de la seccional Tronador mantuvo en resguardo al ave en un recinto que improvisó con mucha destreza. El cóndor fue trasladado a Villa La Angostura donde se le realizaron exámenes médicos. A los 16 días, ya recuperado, fue trasladado al lugar donde se lo encontró en cercanías a Pampa Linda. Se la mantuvo bajo estrictas normas de observación, control y monitoreo durante varios días hasta que el 24 de agosto emprendió vuelo acompañada por dos cóndores adultos, presuntamente sus padres. Actualmente continúa el monitoreo.
 
Por último, el día 8 de agosto se halló un macho juvenil en el mismo escenario que el cóndor hembra anteriormente descripto, pero a dos kilómetros de distancia. El Guardaparque Gerardo Sans puso en marcha el protocolo establecido y horas más tarde el Dr. Plaza, el equipo de la RFS y profesionales de INIBIOMA/CONICET se encontraron con el cóndor que se encontraba muy debilitado. Se decide trasladarlo (con una vía de suero) hasta el consultorio veterinario de la RFS. Este cóndor permaneció en tratamiento, bajo los cuidados de la RFS, el Dr. Lambertucci y el Guardaparque Leonardo Pussetto en la localidad de Villa La Angostura. 
 
Los últimos dos cóndores demandaron más tiempo de recuperación al encontrarse muy debilitados y ser juveniles. Se instaló especialmente para ellos un recinto (“jaula voladora desmontable” que posee la RFS) en la seccional de Lago Espejo para una mejor recuperación y donde han podido trabajar de manera conjunta y coordinada Guardaparques, veterinarios y biólogos.
 
La recuperación de los tres ejemplares de cóndor a través del trabajo conjunto y coordinado entre el Parque Nacional Nahuel Huapi, la Red de Fauna Silvestre y profesionales de INIBIOMA/CONICET ha aportado información de gran valor sobre esta especie considerada de Valor Especial.

 

¿Qué hacer ante el encuentro con una especie de fauna nativa en problemas?
 
– Avisar de inmediato al 105 (línea gratuita con atención 24 hs) o de aviso a la Seccional de Guardaparque más cercana, que pondrá en marcha el protocolo de acción de inmediato.
– Permanecer en el lugar hasta que personal técnico llegue a su encuentro.
– No tocar al animal y tomar distancia para evitar asustarlo o ahuyentarlo.
– No hacer ruidos fuertes o molestos que puedan perjudicar al animal.
– No alimentarlo. 
 

Tags:

Esto tambien te puede interesar

Argentina: Creen que hay superpoblación de guanacos en Chubut y Santa Cruz

El Ministerio de Producción chubutense puso en marcha un curso para capacitar a técnicos ...

Los mercados de China vuelven a vender murciélagos y carne de animales domésticos

Al levantar la cuarentena los habitantes de China comenzaron a retomar sus actividades cotidianas ...