Santiago del Estero: descubren restos de tres animales prehistóricos

n las últimas horas, Santiago del Estero volvió a ser parte de un importante hallazgo paleontológico que brindará aportes fundamentales acerca de cómo fue la vida sobre tierra santiagueña en la Prehistoria.

 
Un grupo de jóvenes amigos, amantes del deporte del enduro, se convirtió en protagonista inesperado de un increíble descubrimiento que impactará en el devenir histórico de las investigaciones sobre la megafauna que habitó estas tierras hace más de 8 mil años.
 
A pocos kilómetros de la ciudad de Santiago del Estero, en un inhóspito y casi impenetrable monte cerca de Los Quiroga, departamento Banda, los jóvenes se internaron con sus motocicletas en busca de nuevas e intrépidas pistas para practicar el deporte que los une, pero se dieron con algo que jamás hubieran pensado: encontraron enormes huesos de animales prehistóricos que vivieron a la vera del cauce del río Dulce.
 
Sin saberlo, fueron testigos directos de que el paleocauce del Dulce continúa “arrojando” trozos de la historia arqueológica de Santiago, esta vez, con el hallazgo de restos fósiles pertenecientes a tres posibles ejemplares de la megafauna santiagueña de hace miles de años.
Nuevo Diario tuvo acceso exclusivo a esas piezas, que fueron fotografiadas y de inmediato enviadas a la Dirección de Patrimonio de la Provincia. 
 
Bajo la dirección del profesor Marcelo Ahumada, un equipo de especialistas concluyó que a partir del examen fotográfico uno de los restos fosilizados y que presenta el aspecto de una parte anatómica de de tatú carreta podrían pertenecer a una variedad pequeña de gliptodonte. 
 
Se trataría de un trozo de caparazón fosilizado que adquirió el color rojizo por el óxido de hierro presente en la geografía y los siglos de sedimentación. Este “pequeño gigante”, hervíboro y mamífero, de entre unos 300 a 500 kilogramos desapareció hace unos ocho mil años.
 
Las restantes piezas, un fémur y una tibia, podrían pertenecer -en un primer análisis visual- a tres especies de megafauna distintas: Megatherium, Toxodonte o alguna variedad de Mastodonte. Las tres desaparecieron en un período temporal estimado entre los 8 a los doce mil años.
 
El hallazgo es considerado de importancia por parte de especialistas, ya que revelan la conformación geográfica hídrica de Santiago del Estero hace miles de años ya que, estos gigantes desaparecidos se acercaban al agua para consumir enormes cantidades de fauna. Cada vez que el río cambiaba el curso del cauce, los animales morían y quedaban sepultados en lo que se llama actualmente el paleocauce, bajo el que se encuentran verdaderos tesoros arqueológicos.

Nuevo Diario Santiago del Estero

Tags:

Esto tambien te puede interesar