‘A la tauromaquia le queda menos de una década’

Conocido en toda España por abanderar la campaña contra de las corridas de toros en Cataluña, que finalmente fueron abolidas en 2012, el argentino establecido en Barcelona Leonardo Anselmi se ha reunido en Valladolid con representantes de diversos colectivos para presentar las propuestas contra el maltrato animal que desean incluir en los programas municipales. 

 
El coordinador general de Libera! y director para España e Hispanoamérica de la Fundación Franz Weber, dice ofrecer ‘propuestas razonables para conseguir una convivencia responsable entre la sociedad y los animales’. 

Consiguieron prohibir los toros en Cataluña pero, meses después, el Congreso de los Diputados aprobó una proposición de ley para que la tauromaquia sea patrimonio cultural ¿Otra vez las dos Españas?

Nosotros hemos festejado mucho la Iniciativa Legislativa Popular taurina, porque trasladó al ámbito nacional un asunto del Parlamento catalán y porque, pese a la mayoría absoluta del Partido Popular, no ha conseguido ninguno de sus objetivos. 
 
No ha devuelto las corridas a Cataluña, no ha conseguido que sean declaradas Bien de Interés Cultural lo de ‘patrimonio cultural’ es una figura que no existe, y no va a poder meter los toros en los colegios, porque el propio Comité de Derechos del Niño de la ONU dictaminó en febrero que los niños deben de ser apartados de la violencia de la tauromaquia.

¿Aprovechaó su visita a Valladolid para recabar adhesiones en contra del Toro de la Vega?

No es el objetivo, pero es evidente que cada vez son más los contrarios al torneo. Este año ha sido evidente y el año que viene lo será todavía más, porque cuando algo no está acorde con la moral de la época, la revolución es inevitable. Su abolición se va a producir auspiciada incluso por los propios taurinos, pero es que es el sector de los toros el que se está poco a poco desmoronando. A la tauromaquia le queda poco, no creo que llegue a una década.

¿Qué le produce más dolor a un defensor a ultranza de los animales como usted, la lidia tordesillana o las matanzas de galgos?
 
Es difícil, pero quizás lo segundo. De todas formas, lo que me produce más dolor son las becerradas. Son linchamientos de animales muy jóvenes que sufren físicamente, pero también psíquicamente, porque además sus ejecutores son especialmente brutos. Ahí no hay lidia, ni valentía, ni lucha, ni nada de esa retórica que utilizan los taurinos.

En el caso de los animales, ¿cuál es el perfil del maltratador?
 
Es bastante similar al de quien ejerce violencia contra una mujer, un niño o un anciano; hay una relación muy directa. La violencia es una cascada que va del fuerte al débil, y el más débil es el animal. Hay estudios que demuestran que educando a los niños en la empatía hacia los animales, se incrementa también la empatía hacia sus congéneres.

Tags:

Esto tambien te puede interesar

Por primera vez clonan a un animal en peligro de extinción en Argentina

Investigadores de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires crearon un ...

Expertos vigilan áreas marinas protegidas del Océano Pácifico en Galápagos

Autoridades y expertos de Colombia, Panamá, Costa Rica, Chile, México, Cuba y Ecuador participan ...

langosta

Animales e insectos también utilizan el distanciamiento social para no enfermar

Al igual que hacen los seres humanos durante la pandemia del covid-19, ciertas especies ...