Arqueólogos chinos descubrieron un frasco de huevos que tiene 2.500 años

Más leídas

Un equipo de arqueólogos chinos descubrió una gran cantidad de huevos que estuvieron enterrados en una tumba durante unos 2.500 años.

Se encontraron alrededor de 20 huevos, en un frasco de arcilla cerrado. Sus cáscaras tenían un tono azul verdoso. Esto fue en un sitio de excavación en el este de la ciudad de Shangxing en China.

Se dice que estos huevos antiguos se remontan a más de dos milenios en el período de Primavera y Otoño del país (770-476 aC).

Los expertos dicen que los huevos son similares a los huevos modernos, pero que es posible que se hayan degradado con el tiempo, dejando solo las conchas formadas por el calcio.

Además de los huevos, los expertos encontraron varias tazas de porcelana, ollas, platos y otros utensilios de cocina en la misma tumba.

Últimas noticias

Nació en los Esteros del Iberá una nueva camada de cachorros aguará guazú

Conoce la historia de Malevo y Preta, una pareja de aguará guazú que está contribuyendo a la recuperación de esta especie en Argentina.