Científico uruguayo descubre cura de autismo en animales

Mauro Costa-Mattioli, quien dirige el Centro de Investigación del Cerebro en la Facultad de Medicina de Baylor, en Estados Unidos, logró frenar el autismo en animales de laboratorio aplicándoles una bacteria presente en la leche materna humana. 

 
El científico uruguayo trabajó con ratones y partió de que los hijos de mujeres obesas tienen entre 1,5 y 2 veces más riesgo de desarrollar autismo.
 
‘Hay estudios en humanos que han demostrado esto, entonces nosotros dijimos ¿podemos generar lo mismo en un modelo animal?’, afirmó Costa-Mattioli.
 
El primer paso fue generar ratones obesos con una dieta rica en grasa. Los animales ganaron peso y fueron apareados para dar cría. Al poco tiempo obtuvieron ratones pequeños.
 
Los animales crecieron y los investigadores los estudiaron para ver si habían desarrollado comportamientos similares a los de los niños autistas. Así fue.
 
‘Tenían falta de contacto social con otros ratones, una de las características más significativas de los niños con autismo. Otro tipo de comportamiento que tienen los niños con autismo es ansiedad y comportamientos repetitivos. Medimos y vimos que esos ratones también lo tenían’, explicó Mauro Costa-Mattioli.
 
Al estudiar el sistema digestivo de los ratones y compararlo con el de un grupo de animales sanos, vieron que los microbios presentes en el intestino de los primeros eran totalmente distintos a los del grupo sano. Es decir, era como si las bacterias presentes en los intestinos de un grupo pertenecieran a un equipo totalmente distinto que los de los ratones sanos.
 
Cuando reunieron ambos grupos y los dejaron viviendo juntos los ratones autistas superaron su conducta ‘asocial’ y pasaron a relacionarse con normalidad.

Tags:

Esto tambien te puede interesar