¿Cuánto hay de verdad en las películas de catástrofes?

El planeta destruido, bajo el agua o congelado. Las películas de ciencia ficción nos plantearon distintos escenarios en los que la Humanidad termina reducida a escombros por violentos fenómenos naturales o por sus propios excesos (a veces también, por una mezcla de ambos). Pero, ¿cuánto hay de cierto en los argumentos de “Waterworld”. “El día después de mañana”, “Geotormenta” y “Cielo de medianoche”?

Para averiguarlo, el reconocido científico argentino Federico Isla da su mirada sobre las películas.

Doctor en Ciencias Naturales y Director del Instituto de Geología de Costas y del Cuaternario de Mar del Plata, fue uno de los participantes del “Informe especial sobre el océano y la criósfera en un clima cambiante”, del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático(IPCC).

Elaborado por más de 100 autores de 36 países, el documento ofreció el panorama más detallado sobre el estado actual de los océanos.

Waterworld

“Es la más posible, porque en definitiva ocurrió. Hay evidencias de que hace 120 mil años el mar estaba en un nivel más elevado que el actual, el Diluvio Universal del que hablan todas las religiones”, explicó Isla. “En la actualidad el nivel de los océanos se está incrementando y se supone que para 2100 va aumentar unos 40 centímetros como mínimo y 80 como máximo, y también sabemos que el nuestro es un planeta océano, donde el 72% de su superficie es agua. Aunque no el único: existen exoplanetas en los que domina el agua”, concluyó.

El día después de mañana

“Lo que muestra la película también ocurrió, pero no en una semana. Fue en la época conocida como la Pequeña Edad de Hielo, entre los años 1.600 y 1.700, cuando llegaba menos calor a la Tierra e incluso los canales de Amsterdam se congelaron. Lo sabemos a través de cuadros de artistas holandeses como Pieter Brueghel”, analizó Isla.

“Otro de los escenarios que plantea es que se corte la corriente cálida que recorre el Atlántico Norte, que se bloquee y produzca un enfriamiento. Pero nunca sería tan rápido como se plantea”.

Geotormenta

Para el científico, “es improbable que el hombre se plantee controlar el clima, hoy ni siquiera lo puede predecir con exactitud. Las corrientes del Niño fuertes que actuaron en 1982 y 1983, 1997-98 y 2015-16 son anómalas y no se pueden predecir”.

Por otro lado, recordó, “sabemos que una erupción volcánica puede expulsar tanto material que puede disminuir la temperatura del paneta como en 1815 con la erupción del Tambora. En Europa y Norteamérica se lo llamó ´el año sin verano´ y fallaron las cosechas”.

Cielo de medianoche

En este caso, Isla explicó que el film “tiene más que ver con otras películas, muy viejas, que plantean la posibilidad de una catástrofe nuclear, al igual que ´El planeta de los simios´ o ´Cuando el destino nos alcance´”.

“En esos mundos del futuro la comida no alcanza. Hoy estamos camino a ser 9.000 millones de personas y el cambio climático puede generar lugares en los que no prosperen los cultivos y se establezcan guerras entre la gente que se ve obligada a emigrar de una zona a otra por los alimentos”, advirtió.

Conclusión

Para Federico Isla, “algo de verdad tienen, pero todas las películas exageran en las escalas”.

Tags:

Esto tambien te puede interesar

El mundo podría avanzar a una extinción masiva de vertebrados

Un estudio publicado por científicos mexicanos y estadounidenses asegura que hay 30 años de ...

La capacidad de las plantas para absorber CO2 depende de un hongo

Los ecosistemas terrestres absorben cerca del 30 por ciento de las emisiones de CO2. ...

Geoingeniería para afrontar el cambio climático

Puede ayudar a compensar los problemas derivados del calentamiento global