El primer avión construido sin partes móviles, sin hélices y sin combustibles fósiles

avion

Un avión sin partes móviles ha volado una distancia de 60 metros. ¿Es un gran problema? Si se tiene en cuenta que en un frío día de diciembre de 1903, el primer avión de Orville y Wilbur Wright cambió el mundo cuando voló una distancia de sólo 37 metros. ¿A qué nuevas ideas podría llevar un avión sin hélices ni combustible?

Steven Barrett es profesor de aeronáutica en el MIT. Lleva más de 5 años dirigiendo un equipo que investiga la propulsión por “viento iónico”. La inspiración para la investigación vino directamente de ver episodios de Star Trek cuando era joven.

“Yo era un gran fan de Star Trek, y en ese momento pensé que en el futuro vería aviones que volaran silenciosamente, sin partes móviles – y tal vez con un brillo azul. Así que empecé a investigar si la física podría hacer posible el vuelo sin partes móviles, y me encontré con un concepto conocido como el viento iónico, con el que se investigó por primera vez en la década de 1920.”

“El concepto no progresó mucho en ese tiempo. Fue examinado de nuevo en la década de 1950, y los investigadores concluyeron que no podía funcionar para los aviones. Pero empecé a investigar cinco años, trabajando con una serie de estudiantes de postgrado para mejorar la comprensión fundamental de cómo se pueden reducir los vientos iónicos de manera eficiente, y cómo se puede optimizar”.

El primer prototipo con éxito, bautizado como Versión Dos, usa una serie de delgados alambres en la parte delantera de las alas que actúan como electrodos con carga positiva, mientras que los cables más gruesos dispuestos en el extremo posterior funcionan como electrodos negativos.

Barrett es el autor principal de un informe publicado recientemente en la revista Nature que describe el trabajo que hizo posible este avión. El profesor Guy Gratton, ingeniero aeroespacial y profesor visitante en la Universidad de Cranfield, comenta: “Es evidente que es muy pronto, pero el equipo del MIT ha hecho algo que antes no sabíamos que era posible al utilizar gas ionizado acelerado para propulsar un avión.”

“Los ingenieros aeronáuticos de todo el mundo ya están tratando de encontrar formas de utilizar la propulsión eléctrica, y esta tecnología ofrecerá algo más que en el futuro podría permitir que los aviones tripulados y no tripulados sean más eficientes y no contaminen. En particular, el hecho de que ya hayan sacado esto del laboratorio y hayan volado un prototipo -aunque hasta ahora a una escala muy pequeña y controlada- es muy emocionante.”

El prototipo tiene una envergadura de 5 metros. Incluso con el paquete de baterías y el transformador de alta tensión instalado, sólo pesa 2,45 kilogramos. El bajo peso es un componente clave para conseguir que el avión vuele. Los investigadores se centran ahora en las formas de aumentar la velocidad y el alcance de la aeronave.

El concepto de un avión sin partes móviles podría dar lugar a viajes en avión sin emisiones, pero también podría hacer posibles diseños de aviones totalmente nuevos. Tal vez una versión alimentada por energía solar podría elevarse durante años al borde del espacio alimentada únicamente por la luz solar, convirtiéndola en un pseudo-satélite. Barrett dice este sistema es especialmente adecuado para la miniaturización.

Tags:

Esto tambien te puede interesar

Científicos descubrieron un tiburón vivo de 512 años

De ser correcto este dato, este tiburón es el vertebrado vivo más antiguo del ...

Científicos revelan que el cloro en el agujero de ozono antártico ha disminuido

Esta es la primera evidencia definitiva del éxito del Protocolo de Montreal sobre Sustancias ...