Hallan galaxias atrapadas en un agujero negro supermasivo

galaxia agujero negro

Los astrónomos se preguntaban cómo los agujeros negros supermasivos se formaron y crecieron hasta alcanzar su enorme tamaño: el hallazgo de seis galaxias alrededor de uno de estos gigantes, cuando el universo tenía menos de 1.000 millones de años, puede empezar a contestar el interrogante.

Es la primera vez que se observa una agrupación tan cercana y tan poco tiempo después del Big Bang, lo que da fuerza a la teoría de que los agujeros negros pueden crecer rápidamente dentro de grandes estructuras en forma de red que contienen cantidad suficiente de gas para alimentarlos.

Las galaxias se encuentra atrapadas en una especia de “telaraña” cósmica gaseosa que se extiende más de 300 veces el tamaño de la Vía Láctea. Allí permanecieron y allí crecieron, cobijadas y alimentadas por las corrientes que también sirvieron de sustento al agujero negro supermasivo.

El gráfico muestra la ubicación de la estructura, en la constelación de Sextans.

La luz de esta gran estructura viajó hasta nosotros desde una época en la que el universo tenía solo 900 millones de años. El hallazgo, detectado con el Very Large Telescope de la Agencia Espacial Europea (ESO) en el desierto chileno de Atacama, “coloca una pieza importante en el rompecabezas, en gran parte incompleto, que es la formación y el crecimiento de objetos tan extremos, pero relativamente abundantes, tan rápidamente después del Big Bang”, afirmó el grupo de investigadores internacional liderado por el Instituto Nacional de Astrofísica (INAF) de Bolonia.

Se cree que los primeros agujeros negros se formaron a partir del colapso de estrellas primarias, pero se ignora cómo pudieron haber tenido disponibles enormes cantidades de “combustible” para permitir una expansión desmesurada en un corto lapso. La respuesta podría residir en estas “telarañas” de galaxias, que logran saciar con gas a estos monstruos del cosmos.

A la vez, surge otro interrogante… ¿cómo se formaron esas estructuras semejantes a una red? Allí habría entrado en juego la misteriosa materia oscura, grandes regiones de materia invisible que desarrollaron un rol clave en el universo temprano.

Que estas galaxias descubiertas hayan permanecido ocultas del interés de los astrónomos se explica principalmente por las limitaciones de observación que tenían y que son superados hoy en día por los adelantos de la ciencia. El descubrimiento podría ser solo la punta del iceberg de nuevas galaxias a conocer en los próximos años. Solo el prólogo para entender más sobre los agujeros negros supermasivos, incluso de aquel que existiría en el centro de nuestra Vía Láctea.

Tags:

Esto tambien te puede interesar