Chaco proyecta aumentar sus áreas protegidas y obras de infraestructura para los parques provinciales

El 30 de octubre, se desarrolló una reunión interinstitucional para fortalecer los proyectos de conservación y ecoturismo del Parque Nacional El Impenetrable, revalorizando el rol del Estado en materia de planificación de políticas públicas para la conservación de la biodiversidad.

En este marco, se abordó la preservación del yaguareté (Panthera Onca) en la región chaqueña y se avanzó en la coordinación de espacios de trabajo conjunto.

Uno de los referentes de Chaco que asistió en representación de la Secretaría de Desarrollo Territorial y Ambiente, fue el Director de Áreas Protegidas y Biodiversidad, Edgardo Wiltchiensky. Entre las iniciativas trabajadas, se analizó el avance del proyecto de conservación y recuperación de la población de yaguareté, así como la reciente junta entre Tania, una hembra de cautiverio y Qaramta, un macho salvaje.

Estos avances, sumados a nuevos registros motivaron la convocatoria a una nueva reunión de la Subcomisión Regional para la Conservación del Monumento Natural Yaguareté en el Gran Chaco Argentino que se realizo el 4 de noviembre. La finalidad de este tipo de reuniones es avanzar en la coordinación de acciones conjuntas de conservación y recuperación del hábitat de la ecorregión.

Establecer estrategias de protección de las poblaciones de yaguareté, las presas nativas, el manejo de los ambientes naturales, la intervención, investigación y participación comunitaria en estos tópicos, según lo previsto en el Plan de Emergencia de la especie para la Región Chaqueña.

Vale destacar que el Chaco coordina esta subcomisión, de la que participan autoridades de la Administración de Parques Nacionales; Organizaciones No Gubernamentales ambientalistas, el CONICET y de otras provincias como: Formosa, Salta, Santiago del Estero y Corrientes.

En este contexto el director de áreas protegidas y biodiversidad del Chaco Edgardo Wiltchiensky se refirió a la importancia estratégica entre la asociación de la conservación con el turismo, como factor de desarrollo para las comunidades residentes, en inmediaciones de los Parques Provinciales Pampa del Indio, Fuerte Esperanza y Loro Hablador.

Ley de reservas privadas

Con esta premisa también centró sus expectativas en la posibilidad de incrementar la superficie de áreas protegidas del Chaco, a partir de un proyecto que espera tratamiento legislativo en el Congreso Nacional: “Tenemos la gran esperanza que a partir de noviembre se apruebe la Ley Nacional de Reservas Privadas y a partir de allí de ir incorporando nuevas áreas”.

Al respecto explicó que “el proyecto de reservas naturales privadas tiene por objeto la creación de áreas protegidas bajo administración privada, con la finalidad de aumentar la superficie de áreas protegidas y consolidar el desarrollo de corredores biológicos; con la participación de la sociedad civil en la conservación de la naturaleza y la promoción de un ambiente sano y equilibrado”.

Según el proyecto “estas reservas deberán ser reconocidas mediante acuerdos especiales con la autoridad de aplicación, gestionada de manera voluntaria y destinada a la conservación de la naturaleza y de sus servicios ecosistémicos y valores culturales asociados como las prácticas, tradiciones y creencias que contribuyen a la conservación privada de la naturaleza, que pueden encontrarse también amenazados”, explicó.

Se entiende por servicios ecosistémicos a los beneficios tangibles e intangibles generados por los ecosistemas protegidos como la regulación hídrica, la conservación de la biodiversidad, la fijación de emisiones de gases con efecto invernadero, la contribución a la belleza del paisaje, la conservación del suelo y el agua, la potencialidad del desarrollo del ecoturismo, entre otros.

Desarrollo turístico y calidad de vida

En relación a las acciones articuladas entre distintos organismos provinciales, Wiltchiensky destacó que “el turismo agreste que tenemos acá tiene un gran potencial, aunque todavía haya muchas personas que no lo están dimensionando. Lo importante es que estamos proyectando obras como la construcción de un observatorio astronómico en Campo del Cielo, en el Parque de los Meteoritos; o la construcción de observatorios ornitológicos en los Parques Pampa del Indio y Fuerte Esperanza”, describió.

“A través de programas financiados por la Nación estamos proyectando también la instalación de módulos, que van a ser containers adaptados como mini laboratorios para la toma de muestras para la investigación científica. A esto hay que agregarle la apertura de nuevos senderos en los parques provinciales, con circuitos turísticos que se podrán hacer en bicicleta, con servicios provistos por miembros de las comunidades residentes”, precisó.

Derivando para el lado de las políticas públicas en defensa del ambiente y de los pobladores rurales que habitan dentro y fuera de los parques, Edgardo Wiltchiensky consideró que “se puede ser amigables con el ambiente de manera autosustentable dotando a la gente de herramientas básicas, como la provisión de agua potable, para consumo, para huertas y para cría de animales de granja; con aprovechamiento de los desechos orgánicos para compostaje”, concluyó.

Tags: