EE.UU: impulsan ley de creación de empresas sustentables

Muchas compañías norteamericanas están mudando su sede a Delaware a causa de esta iniciativa, la cual busca fomentar el crecimiento económico de la región a través de leyes que facilitan la creación de empresas siempre y cuando estas se expandan con cuidado y conciencia ecológica.

Existe una organización sin fines de lucro llamada B Lab, la cual establece los estándares a cumplir por estas corporaciones, alineados con los preceptos del Fair Trade o Comercio Justo, el cual tiene que ver con un trato razonable tanto para productores como para consumidores, en sintonía con el cuidado del medioambiente.

 
Así, el estado se beneficia logrando una mayor productividad y además ayuda a pequeños y medianos emprendedores, además de a algunas empresas grandes, a ganar dinero haciéndole un bien al planeta. B Lab, quien da el certificado, ha trabajado arduamente para lograr beneficios legislativos, a cambio de que las empresas cuiden el impacto social y medioambiental, y que a su vez tengan un manjo discreto y justo de sus acciones; a su vez, como contrapartida, los accionistas de las empresas B no pueden demandarla si no maximiza sus ganancias inmediatamente, y todo está focalizado en una ganancia a largo plazo, una medida que apunta que no se violen las leyes ciudadanas y ecológicas con el fin de ganar más dinero más rápido.
 
“Los emprendedores que tienen una misión cuentan ahora con una protección legal que antes no tenían, igual que más libertad”, explica Jay Coen Gilbert, fundador de B Lab, quien también revela que el paso que dio Delaware es fundamental en su lucha por un comercio justo y responsable. Más de la mitad de las empresas de comercio de los Estados Unidos y casi dos tercios de las empresas medianas de emprendedores tienen sede en ese estado, y el mismo acaba de asumir las leyes de protección sustentable.
 
Ahora, afirma Con Gilbert, “las compañías tienen la oportunidad de tener su torta y además comérsela. Pueden sumarse al estado que más beneficia a los inversores y hacerlo a través de una estructura corporativa que les queda cómoda, que les permite mantener su misión con vistas al futuro, sin perder identidad”.
 
Una de las primeras compañías en sumarse a la iniciativa en Delaware es Farmigo, una startup que apunta a ser la principal vendedora de productos de granja online en los Estados Unidos. Así, la economía verde crecerá, de la mano de un comercio más justo y responsable, cuidadoso con el planeta. Coen Gilbert espera que el año entrante se sumen unos diez estados más del país del Norte.

Tags:

Esto tambien te puede interesar

Reconocidos chefs del mundo unidos para salvar los océanos

Realizaran un acto que estará apadrinado por los reconocidos profesionales, Andoni Luis Aduriz, de ...