Lanús: fabrican bandoneones con materiales reciclados del ferrocarril

La Universidad Nacional Lanús (UNLa) lleva a cabo la cuarta etapa del proyecto de fabricación de bandoneones. Los mismos están construidos con madera reciclada de muebles de los talleres ferroviarios de Remedios de Escalada con el objetivo de ser repartidos en talleres de escuelas y  bibliotecas del conurbano bonaerense.

A través de un comunicado la universidad informó que en total se producirán 30 ejemplares del instrumento “de vital importancia en la composición de expresiones musicales populares argentinas como el tango o el chamamé”. Ya se finalizó el primero y los alumnos avanzan con la creación del resto.

Esta cuarta generación del proyecto, que lleva por nombre “Pichuco”, en homenaje al recordado músico Aníbal Troilo, es de producción nacional salvo por los peines, que se importan de República Checa.

El resto se desarrolla íntegramente en la Universidad de Lanús con piezas de madera elaboradas a partir de los viejos muebles recuperados de los antiguos talleres ferroviarios de Remedios de Escalada, encontrados en estado de abandono.

Por otra parte, los materiales que no se pueden reciclar de los antiguos muebles de los talleres ferroviarios provienen, de otras localidad del conurbano sur. Los cartones interiores son de una cooperativa de Lanús, la tela de los fueyes de una fábrica de Burzaco y los fenoles de las tapas o algunas piezas interiores provienen de una maderera de Wilde.

La idea de este proyecto salió de la propia rectora Ana Jaramillo, quién notó la dificultad para acceder a este instrumento. Los destinatarios de estos bandoneones son jóvenes del conurbano bonaerense interesados en aprender a tocar este instrumento que vale entre 2 y 3 mil dólares.

El proyecto “Pichuco”, que lo lleva a cabo un equipo interdisciplinario de la universidad, ganó el premio INNOVAR en el año 2012 y tuvo su primera etapa ese año, con un prototipo elaborado a partir de una impresora 3D.

Un pichuco estuvo en mano del papa Francisco

La primera versión del Pichuco viajó hasta Roma en el año 2015, para ser presentado en una jornada organizada por la embajada argentina y fue bendecido por el papa Francisco, cuando le fue entregado por la rectora de la Universidad, Ana Jaramillo. En aquella ocasión, el bandoneón fue presentado en la “Giornata Argentina di commercializzazione de Moda, Arte, Disegno, Enogastronomia e Turismo” organizada por la Embajada Argentina en Italia.

Tags:

Esto tambien te puede interesar