Las mujeres que luchan contra el cambio climático más allá de Greta Thunberg

Más leídas

“Cada vez más, se considera que las mujeres que luchan contra el cambio climático son más vulnerables que los hombres, porque representan la mayoría de los pobres del mundo.

A esta conclusión llegó hace más de quince años Balgis Osman-Elasha, autora principal del Cuarto Informe de Evaluación del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC).

Por ello, lograr la igualdad de género es una cuestión clave a la hora de hacer frente a los riesgos y los efectos que plantea el calentamiento global. Y, según señalan las Naciones Unidas, “cada vez hay más evidencias de que las mujeres son las mejores defensoras en la lucha contra el cambio climático”.

En todo el mundo, aumenta el número de mujeres que luchan contra el cambio climático como líderes y creadoras de cambio para generar una acción.

La activista sueca Greta Thunberg es quizás la más famosa y, por ello, en esta lista, hemos querido evitar su nombre para dar a conocer a otras mujeres que también han realizado amplias contribuciones a la lucha contra el calentamiento global.

Así, hemos querido incluir a activistas y académicas, emprendedoras y mujeres de diferentes ámbitos de todo el planeta. Hay miles y miles de mujeres que trabajan cada día por cambiar el mundo y cuyos logros merecen ser reconocidos y celebrados.

Mia Mottley

Mia Mottley, primera ministra de Barbados

La primera ministra de Barbados se convirtió en la gran abanderada del Sur Global durante la COP27 celebrada en Sharm El-Sheik (Egipto) el pasado mes de noviembre. En el periodo previo a la cumbre, Mottley creó una coalición de países comprometidos con la reserva del sistema financiero para liberar miles de millones de dólares en inversiones para la adaptación y la mitigación del cambio climático.

“Los países que apenas han contribuido al cambio climático no deberían estar escogiendo entre la financiación de la educación y la salud o la reconstrucción de sus sociedades”, señaló en un discurso durante la COP.

Jane Fonda

La actriz estadounidense, ganadora de dos premios Óscar, ha sido una de las grandes voces de la lucha contra el cambio climático en su país y en el mundo entero. A lo largo de las décadas, Fonda ha dedicado su vida al activismo y ha sido arrestada en numerosas ocasiones por protestar contra el gobierno estadounidense.

En 2019, fundó la organización Jane Fonda PAC, cuyo objetivo, según su propia web indica, es “hacer lo que sea necesario para derrotar a los partidarios de los combustibles fósiles y elegir campeones climáticos en todos los niveles de gobierno”.

Vanessa Nakate

Vanessa Nakate durante la COP27.

La activista climática de Kampala, Uganda, es una de las voces más destacadas en la lucha global por el medioambiente. Inspirada por Greta Thunberg, en 2018, inició una huelga y varias manifestaciones que promovió a través de las redes sociales. Posteriormente, inició el movimiento Rise Up, con el objetivo de “conectar distintos proyectos que crean conciencia sobre la crisis climática en África y en el mundo”, explican desde Casa África.

Su labor le ha valido ser elegida como una de las 100 líderes del futuro para la revista Time en 2021 y un año después fue nombrada embajadora de Buena Voluntad de UNICEF.

Rumaitha Al Busaidi

Rumaitha Al Busaidi durante la Cumbre sobre el impacto del desarrollo sostenible del Foro Económico Mundial de 2018.

La científica marina es una de las grandes pioneras en el activismo por el cambio climático, la igualdad de género y los deportes en el mundo árabe. Es una de las personalidades más destacadas de la radio de Omán y ha sido asesora del gobierno y directora de Proyectos y Asuntos Ambientales y Desarrollo Pesquero en Omán.

También exfutbolista —llegó a ser internacional con la selección nacional de su país—, fundó WomeX, una plataforma que tiene el objetivo de enseñar habilidades de negociación para mujeres árabes con el fin de facilitar el surgimiento de mujeres empresarias en la región árabe.

Mary Robinson

Mary Robinson durante una visita a Kinshasa (República Democrática del Congo).

Presidenta de Irlanda entre 1990 y 1997 y Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos de 1997 a 2002, Robinson es una de las grandes defensoras mundiales de una mayor ambición en la acción climática. Entre 2013 y 2016, fue enviada especial del secretario general de la ONU en tres funciones: para la región de los Grandes Lagos de África, sobre el Cambio Climático y más recientemente, sobre El Niño y el Clima.

Su fundación, la Fundación Mary Robinson-Justicia Climática, fue creada en 2010 y es una de las más importantes del mundo en este ámbito.

Hindou Oumarou Ibrahim

Hindou Oumarou Ibrahim durante la COP26.

Nacida en Chad en 1984, Hindou Oumarou Ibrahim es una activista por los derechos de los pueblos indígenas y el cambio climático. Durante la última década, la activista ha trabajado para “cerrar la brecha entre las decisiones internacionales [sobre el cambio climático] y la realidad sobre el terreno”, contó a la revista Time.

Viajar por todo su país le sirvió para darse cuenta de cuánto estaba cambiando el medioambiente. Y antes de las históricas reuniones sobre el cambio climático en París en 2015, fue una líder clave entre los grupos indígenas que lograron con éxito que se reconocieran sus derechos y fue seleccionada para hablar en la ceremonia de firma de acuerdos.

Christiana Figueres

Christiana Figueres en una rueda de prensa.

La antropóloga, economista y analista costarricense ha sido una de las figuras más importantes dentro de la lucha contra el cambio climático. Tras ocho años dirigiendo una oenegé dedicada al cambio climático, en 2010 asumió el liderazgo de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), el organismo encargado de las negociaciones internacionales sobre el cambio climático.

Bajo su mando, Figueres logró que los líderes mundiales llegaran a un acuerdo y se firmara el acuerdo más importante sobre cambio climático de la historia: el Acuerdo de París.

Miranda Wang

Miranda Wang, cofundadora de Novoloop.

Hace algo más de una década, Miranda Wang salió de excursión con su colegio a una instalación de gestión de residuos y quedó completamente horrorizada. Vio montañas y montañas de plásticos que iban con destino al vertedero.

Ahora, con 28 años, es cofundadora de Novoloop, una start-up que convierte los plásticos no reciclables en nuevos materiales utilizando una tecnología química pionera.

Últimas noticias

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires en la Bioferia, el festival sustentable más grande de Latinoamérica

Bioferia, el festival sustentable, donde la Ciudad tendrá su stand con propuestas de emprendedores de triple impacto