Los argentinos prefieren marcas con responsabilidad social

En el lanzamiento de una innovadora campaña mundial para el cambio, un estudio reciente de Thankyou reveló que es probable que los consumidores cambien sus marcas de consumo favoritas si otra realiza acciones de responsabilidad social.

La empresa australiana Thankyou, anuncia hoy el lanzamiento de una audaz campaña global que invita a los consumidores de todo el mundo a apelar a P&G y Unilever, dos de las compañías de bienes de consumo más grandes e influyentes del mundo, para que se unan a ellos en su búsqueda para ayudar a acabar con la pobreza extrema.

Thankyou, que ofrece gamas de productos para el cuidado personal y para bebés, se fundó para cerrar la brecha entre los 736 millones de personas que viven en la pobreza extrema en todo el mundo y los 63 billones de dólares gastados en productos de consumo cada año.

Un estudio reciente de Thankyou a 500 consumidores en Argentina reveló que, al comprar bienes de consumo, el 26% de los argentinos comprueba activamente si la marca a la que compran emprende iniciativas de RSE o apoya proyectos sociales, el 65% da importancia a la composición de los productos, observando si sus ingredientes son naturales y sostenibles, mientras que el 33 % comprueba si los productos son libres de crueldad animal.

Más revelador, el 53% de los argentinos dice que cree que deberían existir más variedad de marcas de bienes de consumo socialmente conscientes en el mercado, en tanto el 15% considera que no hay suficientes marcas así, lo que demuestra una clara demanda de que las empresas hagan más.

Es por eso que Thankyou está invitando a P&G y Unilever (junto con ocho de las principales marcas) a ayudar y unirse a ellos en una nueva campaña global, para recaudar más fondos a través de un acuerdo para fabricar y distribuir sus productos a nivel mundial, así Thankyou puede donar más para ayudar a otras comunidades más marginadas, tanto en América Latina como en otras regiones del mundo.

En América Latina, durante el lanzamiento de esta primera campaña, Thankyou se ha asociado con CoImpact y Water For People, organizaciones que operan en Guatemala, Honduras, Nicaragua, Bolivia y Perú.

“Con 63 trillones de dólares gastados en bienes de consumo cada año mientras 736 millones de personas están atrapadas en la pobreza extrema, creemos que este negocio no es justo”, dijo Daniel Flynn, quien fundó Thankyou en 2008 junto con Justine Flynn y Jarryd Burns. “Pero también creemos que nosotros, junto con las personas y una asociación con una de las dos empresas más grandes del mundo, podemos cambiar esto canalizando los dólares gastados en bienes de consumo para ayudar a acabar con la pobreza extrema”.

Para ayudar a convencer a estas empresas globales de que adopten la campaña, Thankyou está pidiendo a las personas de todo el mundo que se involucren y muestren el poder colectivo de los muchos que creen en este cambio, a través de su campaña denominada acertadamente “No hay planes pequeños”. Para que P&G y Unilever digan “Estoy dentro” y trabajen con Thankyou para darle la vuelta al sistema, ellos necesitan ver el impacto colectivo de las voces de todo el mundo que se unen en torno a un movimiento en nombre de poner fin a la pobreza extrema. Para unirse a Thankyou y mostrar apoyo, las personas pueden utilizar sus canales de redes sociales y seguir estos pasos:

● Publicar una foto o compartir el título de la campaña en las redes sociales con la leyenda: “Yo estoy dentro, ¿y vos?”

● Etiquetar a @proctergamble y @unilever

● Incluir el hashtag #thankyoutotheworld

● Compartir el video que estará en las redes sociales de Thankyou para ayudar a que esto se difunda aún más.

Thankyou ha establecido reuniones virtuales con P&G y Unilever al final de la campaña.

El 5 de noviembre, Thankyou anunciará a nivel mundial qué socio “participa” en una de las vallas publicitarias digitales más grandes del mundo, en Times Square de la ciudad de Nueva York.

La campaña de lanzamiento de Thankyou se titula “Ningún plan pequeño” porque cambiar el curso de la historia al redirigir millones de dólares de los consumidores para poner fin a la pobreza extrema en esta vida no es, de hecho, un plan pequeño.

Tags:

Esto tambien te puede interesar