Turismo y naturaleza: Los planes para el Parque Nacional El Impenetrable

yaguarete

impenetrable

A seis años de la creación del Parque Nacional El Impenetrable –en octubre de 2014-, el Intendente del Área Protegida Leonardo Juber, destacó que el Plan de Gestión que estará listo este año, incluirá nuevos recorridos, entre otras novedades. También remarcó que la prioridad es la conservación de todas las especies, pero en particular la del yaguareté del que está en pleno desarrollo un proyecto de cruza para asegurar una descendencia. Entre tanto la Administración de Parques Nacionales trabaja activamente en la promoción del ecoturismo comunitario en el Parque, con la capacitación y el financiamiento para la producción artesanal y la prestación de servicios turísticos.

Sin decirlo abiertamente, el hombre de palabras sencillas se refiere al Parque con el mismo cariño que si se tratara de un hijo: “Es como una persona que tiene 5 años y que recién está por entrar a la primaria. Este es el momento más crítico, porque se trata de un área grande que está en un territorio que tiene su complejidad”, dijo para empezar Leo Juber.

El plan de gestión

Como aspecto más importante destacó que “Uno de esos procesos es el Plan de Gestión que es el documento que nos va a permitir ordenar el trabajo en los próximos 10 años. El fortalecimiento y armado de los corredores de conservación es lo prioritario. Si no logramos consolidar el parque como área protegida y los corredores de conservación, que conecten todas estas áreas protegidas, el resto de los esfuerzos va a ser en vano”, advirtió.

En este sentido el Plan de Gestión estaría listo este año, adelantó el Intendente: “se paró por la cuarentena, faltaban una o dos reuniones muy específicas con algunas instituciones como para cerrar algunos temas pendientes. Estamos viendo si las podemos hacer ahora de manera virtual”. Aunque aclaró que esto no es lo único: “Previo a la aprobación nos resta una última acción que tenemos que llevar adelante con los vecinos, a quienes tenemos que poner el material a consideración. La idea es que se apruebe antes de fin de año”.

La importancia del Plan de Gestión –explicó Leo Juber- consiste en que “Se ajusta a la ley que regula el funcionamiento del Parque, definiendo un plan de trabajo para un periodo de 10 años, con instancias intermedias de evaluación de procesos. Ahí se definen lineamientos para trabajar en conservación, en desarrollo de infraestructura, en la implementación de la zona de amortiguamiento, en el desarrollo de las áreas de uso público”.

Nuevos senderos

“La apertura de nuevos senderos –explicitó Leo Juber-, está contemplada dentro del futuro plan de gestión. Uno de los componentes tiene que ver con el uso público y la zonificación. Potencialmente para el turismo se puede usar todo el Parque. Pero para eso según la Ley de Parques Nacionales previamente hay que zonificar los usos”.

También agregó que “el Plan de Gestión contempla el funcionamiento de un camping o el desarrollo de actividades de ecoturismo. Todas las actividades que se desarrollan dentro del parque las hace un particular. En algunos casos se construye un camping que después se terceriza. Con este criterio cualquier persona o entidad puede hacer una propuesta que tiene que enmarcarse en la normativa, sujeta a evaluación y viabilidad. De hecho hay un par de proyectos presentados por operadores de turismo y transporte”.

Conservación y turismo

Al definir premisas Leo Juber fue muy categórico: “La prioridad para nosotros es la conservación. El turismo es una de las consecuencias y uno de los beneficios, asociado a la existencia de un área protegida. Nosotros estamos trabajando en el fortalecimiento del Parque”.

Además la Administración de Parques Nacionales trabaja activamente en promover el ecoturismo comunitario en el marco del Proyecto GEF (Fondo Mundial para el Medio Ambiente) “Corredores Rurales y Biodiversidad” en el Parque Nacional El Impenetrable, con el fin de diversificar las actividades comunitarias a través de la promoción de la producción artesanal y la prestación de servicios turísticos.

La iniciativa forma parte de las acciones articuladas entre la Administración de Parques Nacionales junto al Estado Provincial, organizaciones de la sociedad civil, pobladores y comunidades locales. Este subproyecto involucra a pobladores de la localidad de Miraflores y los parajes La Armonía y Nueva Población, a quienes les serán entregados kayaks, carpas, bicicletas y equipamiento de cocina, una vez que la situación sanitaria lo permita.

Si algo pone en este tiempo al Parque Nacional El Impenetrable en el centro de la escena, es la construcción de un complejo de corrales en el Área Protegida, que permitirá la experiencia inédita de cruzar un yaguareté salvaje de nombre Qaramta, con una hembra de cautiverio, llamada Tania; de quienes se espera obtener una descendencia de tigres criollos que contribuyan al aumento de la menguada población.

Para finalizar el Intendente Leo Juber no dudó en considerar este proyecto como “un hecho histórico, como lo fue la creación del Parque, como lo será el plan de gestión, como será la mejora de los caminos o el arribo de la luz. En este caso en particular obviamente que es importante. Sobre todo porque es la primera vez que se va a intentar algo como esto. Estoy muy optimista en que esto va a funcionar. Está andando bien. Se ha trabajado de manera muy prolija. La verdad es que uno no encuentra fallas en el proceso”.

Así el entrevistado terminó con una frase muy concluyente: “es un hecho histórico”, dijo. Haciendo referencia a la sumatoria de factores como el plan de gestión y las mejoras como la electrificación rural, provisión de agua potable y accesibilidad en los caminos; que aumentan las expectativas de los residentes locales por la potencialidad turística y para la conservación que tiene el Parque.

Avances significativos para una región postergada, pero que se viene preparando a paso firme para recibir al visitante que demanda turismo de naturaleza y de observación de fauna. Un nuevo paradigma que conjuga la sustentabilidad, la recreación y el aprendizaje, producto del intercambio de conocimientos y de experiencias con el residente local. Una interacción necesaria que permite además la consolidación y el enriquecimiento de la cultura.

La prestación de servicios turísticos como sinónimo de independencia económica, soberanía alimentaria y una mejor calidad de vida para el residente local, cierran en un círculo virtuoso cuando se provee la debida asistencia y capacitación a los lugareños con pozos y perforaciones de agua para consumo, huertas y crianza de animales de granja. Con acceso a energías alternativas y generación de gas metano, para la cocina familiar. Opciones muy convenientes para modificar algunos hábitos y evitar el desmonte y la cacería ilegal.

Tags: