Un científico rosarino recibió el Konex de Platino por sus aportes a la investigación de plantas

Néstor Carrillo, que acaba de recibir el premio Konex de Platino por sus aportes a la Biotecnología, es uno de los miembros fundadores del Instituto de Biología Molecular y Celular de Rosario (IBR), uno de los ‘históricos’, como se conoce a los cinco científicos que hace casi 25 años alumbraron este proyecto que hoy es una realidad en la zona de la Siberia, en le polo tecnológico.

 
Néstor Carrillo es investigador superior de Conicet en el Instituto de Biología Molecular y Celular (IBR) y profesor de la Facultad de Ciencias Bioquímicas y Farmacéuticas de la UNR. Realizó su doctorado como becario del Conicet y luego realizó estudios posdoctorales en Alemania y Estados Unidos. Su actual tema de investigación es el estrés ambiental en plantas: “Es una problemática interesante desde el punto de vista agronómico, porque más del cincuenta por ciento del rendimiento de las cosechas puede caer por condiciones ambientales adversas”, explica él mismo.
 
Carrillo comenzó estudiando ingeniería y luego se pasó a bioquímica. Fue allí donde descubrió que “para ser un científico exitoso no hace falta ser un superdotado”, y que “el método y la curiosidad son un motor fuertísimo para motivarse”. 
 
En una nota publicada por La Capital, Carrillo recordó sus inicios cuando dijo que ‘el camino es más interesante que el destino’.
La Capital Rosario

Tags: