VIDEO | La yaguareté uruguaya Malú llegó al Iberá y se suma al proyecto de reintroducción de la especie

Tras finalizar su fase de cuarentena y chequeos sanitarios, Malú, yaguareté donada por una institución uruguaya, fue trasladada al Centro de Reintroducción del Yaguareté (CRY) en Isla San Alonso, en el Gran Parque Iberá. Su llegada al Proyecto de Reintroducción de la especie será clave para generar descendencia que pueda sumarse al núcleo poblacional inicial conformado por ocho yaguaretés liberados.

Esta hembra es el sexto ejemplar de cautiverio que se incorpora al plantel reproductor del proyecto, llevado adelante por la Fundación Rewilding Argentina y la Provincia de Corrientes.

Al igual que Tobuna, Nahuel, Tania, Chiqui e Isis, todos ejemplares provenientes de cautiverio que han pasado por el proyecto, Malú no podrá ser liberada, al no poseer un comportamiento totalmente silvestre. Su importante misión será la de dar a luz crías que crezcan con mínimo contacto con humanos en un gran recinto de 1,5 hectáreas dentro del CRY, donde les enseñe a cazar presas como carpinchos, chanchos cimarrones y yacarés para que, una vez se independicen de su madre, puedan ser liberadas en el Iberá. Así ocurrió con Tania, una hembra de cautiverio que dio a luz en Iberá a Aramí y Mbareté, mediante su cruza con Chiqui, un macho de cautiverio proveniente de Paraguay, y posteriormente a Nala y Takajay, dos cachorros nacidos en el Parque Nacional El Impenetrable, producto de su cruza con el macho silvestre Qaramta. Se espera que de igual forma esta joven hembra pueda tener varias camadas de cachorros, que ayuden a generar más ejemplares liberables, aumentando la diversidad genética de este primer núcleo poblacional en el corazón del Parque Iberá.

En enero de este año Malú fue donada por la Estación de Cría de Fauna Autóctona “Uruguay Tabaré González Sierra” de Piriápolis, República Oriental del Uruguay, sumando el sexto yaguareté donado por un país vecino a este ambicioso proyecto. La incorporación de ejemplares del exterior supone un aporte vital para proyectos de conservación de este tipo, donde instituciones privadas y estatales colaboran para poder concretar la llegada de estos animales a proyectos de recuperación de especies.

El yaguareté se encuentra en Peligro de Extinción en Argentina, con una población estimada entre 200 y 250 individuos silvestres. En la provincia de Corrientes el yaguareté se extinguió hace más de siete décadas, hasta que en el año 2021, la especie comenzó a ser reintroducida mediante la liberación de los primeros ocho ejemplares. En Uruguay la especie está completamente extinta desde 1905, quedando únicamente individuos en cautiverio.

Esta especie es considerada clave para los ecosistemas que habita, ya que como depredador tope cumple un rol regulando poblaciones de grandes herbívoros y depredadores de menor tamaño, lo que incluso repercute en la vegetación. Contribuyendo a la salud y buen funcionamiento de los ecosistemas donde se encuentra presente en poblaciones saludables, el yaguareté ayuda a combatir los efectos de las crisis ambientales que amenazan la vida en el planeta, como la crisis climática, la crisis de pérdida de biodiversidad y la crisis sanitaria.

El regreso del yaguareté ayudará además a consolidar el Iberá como un destino de turismo de naturaleza de primer nivel, en el que visitantes de todo el mundo pueden tener una experiencia única de encuentro y disfrute de la vida silvestre en el mayor parque natural de la Argentina. Las comunidades vecinas al mismo son los anfitriones, que se benefician a su vez de un motor económico sustentable a través del turismo de observación de fauna.

Tags:

Esto tambien te puede interesar