Crean turbina esférica que produce energía renovable incluso en edificios

Los problemas globales como el cambio climático o la pobreza, son problemas que exigen cada vez mas respuestas creativas, colaborativas e interculturales.

Y ahora tenemos a Nicolas Orellana desde Chile y Yaseen Noorani desde Kenia que representan una nueva era de talento y que trabajan juntos para poder desarrollar tecnologías innovadoras que sean capaces de encontrar soluciones a diversos problemas compartidos por el mundo entero.

Estudiando juntos un ‘Master de ciencia’ en Innovación Internacional en la Universidad de Lancaster, se propusieron aprovechar el viento de las ciudades con un nuevo tipo de turbina. Pero ¿cuál es el problema con el viento?

Hay un problema con el viento y es que cada vez son más altas las construcciones en nuestras ciudades, y por ende más ventosas se vuelven.

La realidad es que, mientras buscamos fuentes renovables de generación de energía, este recurso poderoso y abundante queda sin explotar, en gran parte porque los aerogeneradores tradicionales sólo capturan el viento en una dirección. Esto significa que son ineficientes en ciudades donde el viento atrapado entre los edificios se vuelve impredecible.

Pero Nicolas y Yaseen han sido capaces de crear O Wind, la cual es una turbina eólica diseñada para producir electricidad y se trata de un concepto especialmente adecuado para edificios de departamentos que enfrentan vientos caóticos en entornos urbanos. O Wind llega para darle solución a esa aleatoriedad del viento.

¿Cómo funciona O Wind?

Esta turbina tiene forma esférica y es atravesada por un eje de una sola rotación. Además, tiene ventilaciones con entradas grandes y salidas de aire pequeñas que, en presencia de viento, propician una presión que hace que la turbina se mueva y sea receptiva al viento sin importar sus direcciones. Es precisamente esa rotación de la turbina lo que alimenta al generador y hace que se produzca la energía.

El prototipo usa el principio de Bernoulli para su movimiento mecánico y presenta una forma geométrica simple: una esfera de 25 cm de diámetro con bocas colocadas sobre un eje fijo.

La idea de los estudiantes nació en el espacio. Hace años, la NASA estaba probando la posibilidad de usar esferas de viento para mover vehículos de exploración en Marte. “Un prototipo probado en el desierto de Atacama ha demostrado que este concepto puede funcionar, cubriendo más de 7 km en línea recta “, comentan.

El concepto se ha desarrollado y lo han adaptado a un aerogenerador que explota su capacidad de usar vientos omnidireccionales para lograr la rotación en un solo eje. Los estudiantes esperan que la turbina (que se estima pueda tardar por lo menos otros cinco años antes de que se esté disponible comercialmente) se instale en edificios donde se puedan aprovechar al máximo las condiciones climáticas.

La invención recibió 2.000 libras del premio nacional y ahora forma parte de la carrera internacional para la fase final del Premio James Dyson en noviembre, que otorgará al ganador mundial 30.000 libras adicionales como premio.

Tags:

Esto tambien te puede interesar

El avión Solar Impulse dos reinicia su vuelo ecológico

Partirá hacia Nueva York, Estados Unidos, la decimocuarta escala de su travesía en apoyo ...