Desarrollan un protector solar sin químicos: un emprendedor argentino busca revolucionar el mercado

Más leídas

Cada vez son más los emprendedores argentinos que se suman a crear productos con impacto positivo en el medio ambiente. Desde anteojos sustentables hasta tazas con borra de café, desde Azul, provincia de Buenos Aires, decidieron apostar por protectores solares naturales y 100% sustentables.

El proyecto lo desarrolló Sebastián Colotto, luego de que dos surfistas de Mar del Plata le trajeran la idea: armar una línea de protectores solares “sunstick” totalmente naturales, que no solo protejan a las personas de la radiación solar, sino también al medio ambiente. ¿Cómo? Utilizando filtros minerales que son naturales, como el dióxido de titanio y el óxido de zinc, además de mantecas y aceites.

Como parte de una familia de farmacéuticos, especializados en cosmética en general, Colotto amplió su línea de skincare y puso en marcha la línea Ozone Lifestyle.

“Nos pareció interesante sacar sobre todo una línea totalmente natural, sustentable, que no sea solo desde la materia prima y el producto, sino también desde el envase. Fue el verano pasado donde comenzamos con este producto, y la verdad que tuvimos una buena aceptación y se está estableciendo en el mercado”, cuenta el dueño de Ozone Lifestyle, que estudió también Comunicación y Publicidad y trabajó siempre en Marketing.

Cómo son los protectores solares naturales y sustentables

Colloto explica por qué los protectores solares son naturales y vienen en varios colores que se adaptan al tono de piel. Las materias primas llegan del exterior, “principalmente las mantecas y los aceites que provienen del Amazonas de una extracción que se hace totalmente natural”, y los filtros de los protectores solares “son naturales porque provienen justamente de los minerales de los filtros que hacen la protección, como el dióxido de titanio y el óxido de zinc”.

“¿Cuál es la diferencia con un protector solar que podemos encontrar en la farmacia? Vos tenés dos tipos de protección para cubrirte de la radiación solar. Por un lado, la protección química que, cuando el producto ingresa al organismo mediante los poros que tenemos en la piel, hace un bloqueo con una droga determinada. Y por otro lado, los filtros físicos que justamente no ingresan al organismo. Son partículas más grandes que los poros en sí. Es mucho más sano porque no hay ingreso de ninguna droga, y la protección es desde afuera, hace como un bloqueo, como si tuvieras una remera”, explica el dueño de Ozone Lifestyle, que estará presente en Bioferia 2024.

En este sentido, el farmacéutico detalla que además de ser más sano, hay muchos países que ya están tendiendo a utilizar protectores físicos más que químicos porque además son más sustentables.

“Los protectores naturales no contaminan el medio ambiente. Lo podés ver cuando te ponés el protector solar común y te metés rápido a la pileta, y te queda la aureola de la crema o se ve el producto en el agua. Eso demuestra que no se absorbe y así contaminamos el agua. Eso, llevalo al mar, a los océanos, a los arrecifes de corales, en donde ya se detectó la presencia de estos protectores. Hay países como Australia y México que están prohibiendo los protectores químicos para cuidar además los ecosistemas locales”, precisó.

¿Por qué no son transparentes? Porque justamente los filtros naturales, al ser minerales, tienen un color blanquecino “donde uno va logrando, mediante óxidos colores, los que uno desea”. Por eso cuentan con una paleta de colores para elegir de acuerdo al tono de piel y también tienen protectores solares específicos para niños de seis meses en adelante, y para embarazadas. “Son hipoalergénicos porque justamente no ingresan al organismo, son cruelty free y todos están aprobados por la ANMAT“.

Así, desde Azul empezaron con una producción de 3000 y hoy hacen 10.000 en un período de tres meses. ¿Cuánto salen las sunsticks? Son protectores solares FPS +45 Light, cuestan $17.900,00 y se pueden pagar en 3 cuotas sin interés desde la página oficial de la empresa.

Protectores solares también con packing sustentable

Uno de los desafíos fue poder dejar de lado el plástico y hacer un envase que pueda degradarse, que preserve las cualidades del producto, y que responda bien a las necesidades de los consumidores, sobre todo pensando en deportistas que utilizan protectores solares al aire libre.

“La verdad que fue difícil hacer un envase sustentable. Tras varias pruebas finalmente logramos un packaging que abajo tiene un corcho circular que empuja el producto y después alrededor son múltiples capas de cartón que generan resistencia y hace que sea fuerte el producto, lo protege del sol o del agua. Luego dentro tiene un film biodegradable, que es lo que hace que no haya contacto de la manteca o del protector con el cartón. El papel que utilizamos también es reciclable y la verdad que lo logramos”, afirma, orgulloso Colotto.

A su vez, agrega que ya están trabajando en hacer un protector de labios, un desodorante y también, mediante este envase, buscan realizar productos sólidos, por ejemplo cremas para manos, para poder llevarlo arriba de un avión y “no correr el riesgo que te lo quiten”.

“Nos impulsa seguir creciendo en el mercado interno, porque la gente realmente está empezando a tomar conciencia del impacto de estos productos, tanto en el medioambiente como en su salud. Por ahora tenemos la tienda online, estamos en Capital en todos los shoppings con locales en locales determinados de ropa y de todo lo que es el ambiente de surf, y exportamos a Uruguay principalmente porque cada país tiene su reglamentación y no es tan fácil el procedimiento”, concluye.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete! 

Últimas noticias

Anteojos biodegradables: las gafas que marcan tendencia realizadas a base de plantas

Conoce la nueva colección de anteojos biodegradables de BOND. Descubre cómo la moda puede ser sustentable y responsable con el planeta.