Advierten que la contaminación por nitrógeno acelera la desertización

El aumento del nitrógeno proveniente de la contaminación atmosférica y de las actividades agropecuarias altera el ecosistema mediterráneo, degrada el matorral y favorece la aparición de plantas nitrófilas o malas hierbas, que desplazan a las especies autóctonas.

 
Así se desprende de una investigación liderada por científicos del Museo Nacional de Ciencias Naturales de España, en colaboración con las universidades Complutense y Autónoma de Madrid, que hoy publica la revista Environmental Science and Pollution Research.
 
Los investigadores han trabajado durante nueve años en una finca de arbustos del sur de la Comunidad de Madrid, en la que las coscojas, del género de las encinas, y los romeros dominan el paisaje.
 
Se trata de un ecosistema típicamente semiárido mediterráneo, en el que las plantas se han adaptado a vivir en suelos pobres en nitrógeno, señala el Museo de Ciencias Naturales en una nota.
 
El investigador de esta institución Esteban Manrique explica que se han simulado diferentes niveles de aumento de la contaminación atmosférica por nitrógeno, entre 10, 20 y 50 kilogramos de este gas por hectárea y año por encima de los entre 2,4 y 7 kilogramos que ya se depositan anualmente en este área.
 
Los resultados muestran que, por encima de los diez kilogramos por hectárea y año, el romero muestra una pérdida temprana de hojas, lo que reduce considerablemente su área de cobertura y la protección que ejerce sobre las ‘plántulas’ de otras especies.

Tags:

Esto tambien te puede interesar