Agua marrón en las playas de Río de Janeiro: lo que esconde este preocupante cambio de color

Los amantes de la playa en el estado brasileño de Río de Janeiro se encontraron a finales de 2021 con visitantes no deseados en la orilla, que están detrás del cambio de color de las aguas antes cristalinas. ¿Qué ha teñido de marrón la costa de Brasil?

Marea roja en Río de Janeiro

Desde de noviembre de 2021, innumerables microscópicos fitoplancton se han ido acumulando a lo largo de la costa de Río, tiñendo las aguas claras y azules de un marrón rojizo oscuro. La floración, conocida como marea roja o evento de floración de algas nocivas (HAB, por sus siglas en inglés), fue inusualmente generalizada y de larga duración.

Las floraciones de fitoplancton son comunes en esta época del año en Río, pero normalmente contienen especies que son beneficiosas para el ecosistema. Por el contrario, las floraciones de algas nocivas pueden aparecer en cualquier época del año, generalmente provocadas por efluentes de aguas residuales y olas de calor; tienden a ser pequeños y no duran más de unos pocos días.

Este evento de marea roja abarcó más de 200 kilómetros de costa y duró más de ocho semanas. “Es muy preocupante”, dijo Priscila Lange, del Departamento de Meteorología de la Universidad Federal de Río de Janeiro, en un comunicado de la NASA.

Algunas especies en una marea roja pueden producir toxinas pero, hasta el momento, esas especies no se han observado en la floración de Río. En cambio, Lange calificó la floración de “preocupante” debido a su probable impacto en la red alimentaria marina.

De septiembre a enero de la mayoría de los años (primavera y verano en América del Sur), el agua fresca y rica en nutrientes brota de las profundidades del océano frente a Arraial do Cabo, reemplazando las aguas superficiales que han sido empujadas mar adentro por los vientos y el efecto Coriolis. La abundancia de nutrientes y luz solar en la superficie del océano desencadena la proliferación de diatomeas y otros fitoplancton, que pronto son consumidos por el zooplancton y las larvas de peces. Las corrientes marinas empujan las masas de agua afloradas hacia el oeste, hacia la ciudad de Río de Janeiro, y el agua cálida y azul de Río generalmente se vuelve fría y de color verde oscuro.

La primavera de 2021 fue diferente a la mayoría de los años. Lange y sus colegas creen que seis semanas de nubosidad y lluvia obstaculizaron el crecimiento habitual de diatomeas y pequeños flagelados, dejando las aguas de Río transparentes y llenas de nutrientes. Cuando los cielos finalmente se despejaron a principios de noviembre, la abundante luz del sol y la baja turbulencia prepararon el escenario para la marea roja. “Una vez que hubo luz, los rojos (dinoflagelados, Mesodinium rubrum , etc.) florecieron como locos”, dijo Lange.

El cambio de color de las aguas fue de un día para otro

El cambio sucedió rápido. Las primeras observaciones visuales de la marea roja se realizaron el 3 de noviembre y luego se confirmaron con muestras de agua tomadas de una playa en Río el 16 de noviembre. El agua de las playas de Río rápidamente se oscureció mucho y se acumuló espuma roja.

A principios de diciembre, la marea roja llegó a Arraial do Cabo y “oscureció las aguas del paraíso de buceo más prístino de Río”, dijo Lange. Las imágenes de satélite del 5 de diciembre muestran el agua de color marrón rojizo que se extiende a lo largo de la costa entre las dos ciudades.

Los efectos de la marea roja son duraderos

Lange y sus colegas seguirán observando cómo progresa la floración. Pero incluso después de que se desvanece una floración masiva, los efectos pueden ser duraderos. Después de que el fitoplancton muere, el proceso de descomposición por bacterias puede agotar el oxígeno del agua (hipoxia) y causar la muerte de peces. Además, las especies de marea roja pueden reemplazar a otras especies de fitoplancton que generalmente sostienen las redes alimentarias marinas y de peces de una región.

Tags: