sábado, octubre 1, 2022

Argentina: Contaminación en el Moure luego de que se tape el canal evacuador de aguas servidas

Más leídas
Una decena de vecinos de las calles Berbel y Angelelli, en la extensión Moure y San Cayetano, denunciaron la contaminación y el peligro que constituyen las aguas servidas estancadas en el improvisado canal evacuador que recorre el corazón del asentamiento desde el Cordón Forestal.

 
La retroexcavadora introduce su pala una y otra vez en un profundo pozo de agua servida acumulada en Marcelo Berbel casi Obispo Angelelli, en el límite de la extensión del San Cayetano y el barrio Moure.
 
Los vecinos pusieron plata de su bolsillo para pagar a un maquinista en un día feriado para que les pudiera sacar con la retroexcavadora la basura que bloquea el paso del ‘río de la Quinta’ que trae aguas servidas desde el Cordón Forestal y desemboca en el canal de la avenida Roca, rumbo al mar.
 
El nivel del agua estancada subió en los últimos días porque ya no corre. Se trata, en su mayoría, de desechos domiciliarios. El nivel del estanque ya ha superado los tres metros.
 
Si un niño, de los cientos que juegan al borde del improvisado canal evacuador, cayese en el pozo, nadie se daría cuenta. Eso es lo que temen los vecinos, nacidos y criados en Comodoro Rivadavia. Se sienten ‘discriminados’ porque sus pedidos a las autoridades municipales en reiteradas ocasiones no ha sido escuchado. 
 
‘Acá no se acercan ni los vecinalistas; no se acerca nadie y eso que somos de Comodoro’, recalcan LOS VECINOS.
 
‘Desde el 2007 que nosotros estamos viviendo acá. En ese tiempo, en el 2009, hicimos unos papeles cuando estaba (Josefina) Bidondo para que esto se tape. Lo iban a tapar. Esta calle se juntaba con la 10 de Noviembre, pero no se hizo nada’, denunció Víctor Pichilef.
  Advertencia de Greenpeace: un posible derrame de petróleo tardaría 11 días en llegar a las costas de Buenos Aires
Últimas noticias

VIDEO | Un águila mora vuelve a su hábitat después de casi 3 meses de rehabilitación en un centro de rescate

El animal había sido encontrado en un terreno baldío de San Clemente a principios de julio con una lesión en una de sus alas

Noticias relacionadas