Brasil: un tribunal declaró ilegal la construcción de la represa Baixo Iguazú

El tribunal Regional Federal de la 4ª Región (TRF4) decidió suspender la licencia de construcción de la usina hidroeléctrica de Baixo Iguaçu, en el sudoeste del Estado, emitida por el Instituto Ambiental do Paraná –IAP-.

Según el tribunal, faltó una autorización del Instituto Chico Mendes de Conservação da Biodiversidade (ICMBio), responsable del Parque Nacional del Iguaçu, que cobija a las Cataratas, que podrían ser afectadas por el emprendimiento. La licencia suspendida fue otorgada únicamente por el Instituto Ambiental do Paraná, que es local, mientras que el Instituto Chico Mendes de Conservação de Biodiversidade, responsable del Parque Nacional do Iguaçu es federal.

 
Las obras, que además fueron arrasadas por la última creciente del río Iguazú, ahora fueron paralizadas. El proyecto se localiza en la región sudoeste do Paraná, entre los municipios de Capitão Leônidas y Capanema, a unos 70 kilómetros de las Cataratas del Iguazú y frente a la localidad misionera de Andresito. Prevé el uso del río Iguazú para la construcción de cinco unidades de producción de hidroelectricidad que totalizarán 6.674 megawatts de potencia.
 
La acción civil que cuestionó el emprendimiento fue promovida por las ONG Centro de Estudos, Defesa e Educação Ambiental (CEDEA) y la Liga Ambiental. Ambas entidades exigieron la suspensión inmediata de las obras pero el pedido fue negado por la Justicia Federal de Francisco Beltrão, medida que fue apelada hasta llegar al tribunal regional.
 
Las ONGs alegan que el Parque Nacional do Iguaçu, reserva natural donde se encuentran las Cataratas del Iguazú que son compartidas con la Argentina y que fueron elegidas como maravillas naturales del mundo, corren riesgo de ser afectadas. Además, señalan que la licencia para iniciar las obras debe contener una manifestación expresa del ICMBio, que es el organismo administrador del parque del lado brasileño.
 
La decisión de cancelar el permiso de construcción de la represa, que fue reclamada desde la Argentina, fue tomada con resignación, en cambio, por los líderes locales. El intendente de Capitão Leônidas Marques, Ivar Barea (PDT), consideró que el impasse está relacionado apenas “con una formalidad” y que la situación será reestablecida.
 
Pero la paralización de las obras no es la única preocupación del consorcio. Lo que más preocupa son las consecuenciasde la crecida de hace diez días. Los daños a la presa son inmensos debido al enorme caudal de agua que arrastró máquinas y paredones de piedra. El costo de lo perdido todavía no pudo ser precisado. Pero todo lo hecho en un año, fue llevado por la corriente.
 
Más de 400 operarios –de dos mil- de la represa fueron despedidos “temporariamente”

Tags:

Esto tambien te puede interesar

iceberg

¿Dónde va el iceberg gigante que se desprendió de la Antártida?

Hace unos días se conoció que un iceberg gigante se desprendió de Antártida y ...

Costa Rica asesorará a Bolivia en materia de energía geotérmica

Ambos gobiernos sostuvieron una reunión bilateral y mantendrán un encuentro de una semana en ...

incendios forestales

Sequía e incendios sin precedentes causan estragos en el centro de América del Sur

Golpeadas por una sequía histórica, regiones enteras de Argentina, Paraguay, Bolivia y el sur ...