sábado, diciembre 3, 2022

Cómo la tecnología puede ayudar a combatir la sequía

Más leídas

El efecto de la sequía de las últimas campañas dejó secuelas en varios cultivos, por eso asesores, productores y las propias empresas proveedoras de insumos buscan nuevas estrategias para minimizar el efecto del estrés hídrico. Desde Kioshi, aseguran que “una recomendación es inocular las semillas y potenciarlas con tratamientos vivificantes, porque se trata de herramientas que le darán al cultivo un buen desarrollo radicular, con crecimiento rápido y uniforme de plántulas para superar un estrés”.

Desde la empresa, que participó de la Feria Vidas, una de las más destacadas en Bolivia para el mercado de la tecnología y la producción agropecuaria, están convencidos de que la utilización en conjunto de correctores de suelo, vivificantes de semillas y macro o micro nutrientes pueden aportar mucho para que la brecha entre rendimiento real y potencial sea cada vez más acotada, aún en años en los que el estrés hídrico despliega su toda su malignidad.

Francisco Larraburu, asesor comercial de Kioshi Stone, aseguró que “la sequía esta castigando a los cultivos de invierno y como todos en el sector, vemos una campaña 2020/23 en la que la falta de lluvias va a tener un alto impacto negativo en la producción. Nosotros tenemos productos que pueden ayudar al productor, como los correctores de suelos que pueden ayudar a una buena implantación, potenciar el desarrollo radicular. Y con los vivificantes de semillas, una tecnología innovadora donde con macro y micro nutrientes beneficiamos ese desarrollo radicular temprano, generamos una zona de confort en torno a la semilla y evitamos que haya deficiencias tempranas”.

Según Larraburu, “con estos productos la implantación es mas eficiente, mas rápida y mas vigorosa. El cultivo lo demuestra porque tiene más capacidad para tolerar estrés, ya sea por sequía u otros motivos y eso se ve plasmado en los rendimientos. Ese combo entre TPS 65 para suelos ácidos, TPS 78 para suelos alcalinos o TPS para reposición de bases con el agregado del vivificantes de semillas como el Mist VG o el VL, van a aportar mucho para el éxito de los cultivos de verano”.

  Sevilla inicia un proyecto piloto de adaptación al cambio climático

RECOMENDACIONES

La forma, el método y la dosificación son un aspecto clave, por eso es necesario recordar algunos detalles llegado el momento de la aplicación.

El experto y asesor de Kioshi explicó a este medio que “la mayoría de los productos Mist se aplican por pulverización, en cobertura total. En el caso de los productos que van a suelo recomendamos hacerlo previo a la siembra, sobretodo los correctores de suelo que se deben aplicar entre 30 y 40 días previos a la siembra para que cuando pongamos la semilla en el suelo haya condiciones mejoradas para la implantación del cultivo. Y en el caso de los foliares, recomendamos hacer la aplicación en momentos en que el cultivo no se encuentre estresado. Esto es recomendable hacerlo en horas de la mañana o de la tarde donde la humedad relativa aumenta y la temperatura disminuye, entonces las plantas no se encuentran estresadas y tienen mayor eficiencia en la absorción de los productos.

Por último, en el caso de los vivificantes, se pueden aplicar junto con los inoculantes, entre 300 y 500 cm3 cada 100 kilos de semilla y se deben diluir con un litro de agua. Ese es el curado tradicional y de esta forma logramos una buena aplicación a la semilla.

Últimas noticias

Estudio revela qué característica comparten humanos y pulpos

Estos animales marinos invertebrados han sido calificados por la comunidad científica como animales muy inteligentes y sintientes..

Noticias relacionadas