¿Cuáles son los lugares más remotos de la Tierra?

Más leídas

En la Tierra existen varios lugares remotos a los cuales es muy difícil, por no decir casi o directamente imposible, poder acceder. Se trata de atracciones que están ubicadas en los espacios más remotos del globo, situados en mitad de la nada y alejados a cientos de kilómetros de otras ciudades o continentes.

Se trata, en la práctica, de sitios que están muy fuera de los itinerarios turísticos habituales. Sin embargo, y aunque resulte por demás costosa en más de un sentido, siempre existe alguna forma de llegar a ellos, ya sea por tierra, mar o aire.

Los lugares más remotos del planeta

Isla Alejandro Selkirk (Chile)

Esta pequeña isla del archipiélago Juan Fernández, en Chile, tuvo varios nombres a lo largo de su historia. Primero fue Isla de los Perros, Más Afuera (por ser la más alejada del archipiélago) y finalmente, desde 1966, Alejandro Selkirk.

Su actual identificación se debe a Alexander Selkirk, un marino escocés que en el siglo XVIII se vio obligado a sobrevivir como náufrago en una de las islas deshabitadas del archipiélago. La historia de Selkirk inspiró al escritor Daniel Defoe para su famosa novela Robinson Crusoe.

A esta isla solamente viaja un barco mercante unas pocas veces al año para llevar provisiones a los pescadores y sus familias que viven allí durante la temporada de la pesca de langostas.

Tristán de Acuña (Reino Unido)

Se la considera la isla habitada más inaccesible del mundo. El territorio más cercano está a 2.173 kilómetros y es la isla de Santa Elena, en el Atlántico sur, que a su vez se sitúa a una distancia de 1.800 kilómetros del continente africano.

No tiene aeropuerto, así que solo se puede llegar a través del mar. Al vivir allí tan pocos habitantes, unos trescientos, la endogamia es bastante habitual, así como las enfermedades genéticas. Además, tienen su propia lengua, un dialecto del inglés.

Motuo (China)

Es el único condado en todo China completamente inaccesible por carretera, aunque no siempre fue así. En 1993 lograron construir una autopista que sólo sobrevivió durante dos días y transportó un total de cuatro vehículos, uno de los cuales se atascó y tuvo que ser abandonado.

Actualmente, el único acceso a Motuo es a través de un cable de suspensión de 200 metros de largo y 100 metros en el aire. Los suministros tales como alimentos y medicinas se deben llevar a pie.

La Reserva Natural Estatal de Motuo está ubicada entre cañones con una altitud que varía entre los 750 y los 4.800 metros y alberga numerosas cascadas y ríos espectaculares.

Isla Macquarie (Australia)

Se sitúa en el hemisferio sur, en medio del Océano Pacífico, entre Nueva Zelanda y la Antártida. Fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1997 por su importancia geológica. Los únicos habitantes de uno de los lugares más remotos son científicos y aves, en especial una gran colonia de pingüinos rey.

Oimiakon (Rusia)

Situada al noreste de la república de Sajá, en el este de Siberia, Oimiakón es conocido como el lugar habitado más frío de la Tierra. Sus 500 residentes viven en oscuridad durante 21 horas al día con una temperatura promedio de -58 grados.

Resulta imposible cultivar en la zona, por lo que las personas viven a base de carne de reno y pescado congelado. El surtido de agua es también complicado, ya que el agua se congela por las tuberías, por lo que la mayoría utiliza retretes exteriores.

Ittoqqortoormiit (Groenlandia)

Casi tan difícil de pronunciar como de acceder, Ittoqqortoormiit se encuentra en Liverpool Land, en una península al este de Groenlandia. Actualmente viven cerca de 400 personas que pasan su tiempo cazando ballenas y osos polares.

Solo accesible mediante helicóptero o en un barco que navega hasta allí unos pocos meses al año. La localidad fue fundada por un grupo de colonos noruegos en los años 20, es decir, un siglo atrás.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete! 

Últimas noticias

Sustentabilidad en acción: Bioferia 2024 conecta a Buenos Aires con el futuro verde

Bajo el eslogan ‘Celebremos el cambio’, Buenos Aires se convertirá nuevamente en el punto de encuentro de este evento fascinante