El óxido nitroso de la agricultura está acelerando el calentamiento

Más leídas

Las emisiones a la atmósfera de óxido nitroso (un gas de efecto invernadero más potente que el CO2 o el metano) crecieron un 40 por ciento entre 1980 y 2020, hasta más de 10 millones de toneladas

La producción agrícola representó el 74% de las emisiones de óxido nitroso impulsadas por el ser humano en la década de 2010 (atribuidas principalmente al uso de fertilizantes químicos y desechos animales en las tierras de cultivo), según el informe “Global Nitrous Oxide Budget 2024” del Global Carbon Project, dirigido por investigadores del Boston College y publicado en la revista Earth System Science Data.

En una era en la que las emisiones de gases de efecto invernadero deben disminuir para reducir el calentamiento global, en 2020 y 2021 el óxido nitroso fluyó a la atmósfera a un ritmo más rápido que en cualquier otro momento de la historia, informó el equipo internacional de investigadores.

En la Tierra, el exceso de nitrógeno contribuye a la contaminación del suelo, el agua y el aire. En la atmósfera, agota la capa de ozono y agrava el cambio climático.

Emisiones agrícolas

Las emisiones agrícolas alcanzaron los 8 millones de toneladas métricas en 2020, un aumento del 67% con respecto a los 4,8 millones de toneladas métricas liberadas en 1980, según el estudio, el estudio más completo sobre emisiones y sumideros de óxido nitroso a nivel mundial elaborado por un equipo de 58 investigadores de 55 organizaciones en 15 países.

“Las emisiones de óxido nitroso provenientes de las actividades humanas deben disminuir para limitar el aumento de la temperatura global a 2 °C, como lo establece el Acuerdo de París”, dijo en un comunicado el autor principal del informe, Hanqin Tian, profesor de Sostenibilidad Global del Instituto Schiller en Boston College.

“Reducir las emisiones de óxido nitroso es la única solución, ya que en este momento no existen tecnologías que puedan eliminar el óxido nitroso de la atmósfera”.

La concentración de óxido nitroso atmosférico alcanzó 336 partes por mil millones en 2022, un aumento del 25% con respecto a los niveles preindustriales que supera con creces las predicciones desarrolladas previamente por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, dijo Tian.

“Este aumento de las emisiones se está produciendo cuando los gases de efecto invernadero globales deberían estar disminuyendo rápidamente hacia emisiones netas cero si tenemos alguna posibilidad de evitar los peores efectos del cambio climático“, dijo Tian, quien coordinó la investigación en nombre del Global Carbon Project.

Los agricultores del mundo utilizaron 60 millones de toneladas métricas de fertilizantes nitrogenados comerciales en 1980. Para 2020, el sector utilizó 107 millones de toneladas métricas. Ese mismo año, el estiércol animal contribuyó con 101 millones de toneladas métricas para un uso combinado en 2020 de 208 millones de toneladas métricas.

El aumento desenfrenado de un gas de efecto invernadero con un potencial de calentamiento global aproximadamente 300 veces mayor que el dióxido de carbono, presenta consecuencias nefastas para el planeta.

Basándose en millones de mediciones de óxido nitroso tomadas durante las últimas cuatro décadas en la tierra y en la atmósfera, los sistemas de agua dulce y el océano, Tian dijo que los investigadores han generado la evaluación más completa del óxido nitroso global hasta la fecha.

Los investigadores examinaron datos recopilados en todo el mundo para todas las principales actividades económicas que conducen a emisiones de óxido nitroso e informaron sobre 18 fuentes antropogénicas y naturales y tres “sumideros” absorbentes de óxido nitroso global.

Países emisores

Los investigadores encontraron que los 10 principales países productores de emisiones de óxido nitroso son: China, India, Estados Unidos, Brasil, Rusia, Pakistán, Australia, Indonesia, Turquía y Canadá.

Algunos países han tenido éxito en la implementación de políticas y prácticas para reducir las emisiones de óxido nitroso, según el informe. Las emisiones en China se han desacelerado desde mediados de la década de 2010; al igual que las emisiones en Europa durante las últimas décadas.

En Estados Unidos, las emisiones agrícolas siguen aumentando, mientras que las industriales han disminuido ligeramente, lo que ha dejado las emisiones totales bastante estables. Las fuentes naturales de emisiones de óxido nitroso del suelo, el agua dulce y salada se han mantenido estables

El Global Carbon Project, creado en 2001, analiza el impacto de la actividad humana en las emisiones de gases de efecto invernadero y los sistemas terrestres, y produce presupuestos globales para los tres gases de efecto invernadero dominantes (dióxido de carbono, metano y óxido nitroso) que evalúan las emisiones y los sumideros para fundamentar futuras investigaciones, políticas y acciones internacionales.

La mejora de las prácticas agrícolas que limitan el uso de fertilizantes nitrogenados y desechos animales puede ayudar a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y la contaminación del agua.

Tian dijo que es necesario realizar evaluaciones más frecuentes para que los esfuerzos de mitigación puedan dirigirse a las regiones y actividades de altas emisiones. Se requerirá un inventario mejorado de fuentes y sumideros si se quiere avanzar hacia los objetivos del Acuerdo de París.

“Si bien ha habido algunas iniciativas exitosas de reducción de nitrógeno en diferentes regiones, encontramos una aceleración en la tasa de acumulación de óxido nitroso en la atmósfera en esta década”, dijo el Director Ejecutivo del Global Carbon Project.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!

Últimas noticias

Se cuadruplica la cantidad de personas insoladas en Japón por la peor ola de calor en 150 años

Conoce los impactos del calor extremo en la salud de las personas en Japón y la creciente incidencia de insolaciones.