En Australia empiezan a aparecer playas de color rosa y es por la Antártida

Más leídas

El granate es uno de los minerales que mejor explica la formación de la masa de tierra y, además, lo hace mediante un toque rosado que resulta muy llamativo. De hecho, el sur de Australia esta viendo a sus playas color rosa.

Las playas están siendo invadidas por este tipo de roca, lo cual tiene una explicación relacionada con la Antártida.

El origen común entre la Antártida y las playas rosas de Australia

Como bien sabrás, el cambio climático ha acelerado el incremento de las temperaturas y, por tanto, el deshielo de los polos. Esto, entre otras muchas cuestiones, ha provocado que los icebergs se desplacen a su antojo, provocando una continua erosión del subsuelo marino.

Esta es la explicación que habría detrás de la aparición de un tono rosado en las playas del sur de Australia, de acuerdo con el estudio publicado en la revista especializada Nature.

El granate es un mineral que ha estado presente en la Antártida. De hecho, se cree que hay reservas del mismo bajo las capas de hielo que aún todavía siguen vigentes. La acumulación de esta piedra se ha erosionado con el paso del tiempo, el cual debe ser medido en miles de años.

Todo ello ha provocado la rotura del material en trozos muy pequeños, los cuales han obtenido formas redondeadas debido a la fuerza del agua. Tras muchos años de travesía, los restos terminan varados en las playas de Australia.

Pese a haber una distancia de 6.400 entre el país más grande de Oceanía y la Antártida, el agua ha llevado los restos de este material hasta áreas próximas a la costa.

Esto es lo que ha provocado la dotación de un peculiar toque de color rosado a algunas playas de Austria, haciendo posible que estos puntos sean uno de los núcleos más importantes para el turismo de Australia. De hecho, esto llama más todavía la atención teniendo en cuenta que la población del país se encuentra, sobre todo, en las áreas costeras.

No se trata de nuevos descubrimientos de materiales, sino que es un fenómeno que se ha repetido con el paso del tiempo. Es importante destacar que su hallazgo no supone un problema o amenaza para la salud de las personas, por lo que estos emplazamientos pueden ser aprovechados para el uso turístico. Los granates detríticos encontrados tienen una antigüedad cercana a los 590 millones de años.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!

Últimas noticias

Poca investigación agroalimentaria en los países afectados por el cambio climático

Inseguridad alimentaria y cambio climático: la necesidad de investigación agroalimentaria en las regiones más afectadas.