La amenaza para el medio ambiente de las cápsulas de café

En la última década los consumidores de café en todo el mundo han adoptado nuevas formas de obtener su dosis diaria de cafeína: las máquinas de cápsulas de café.

 
Estos pequeños envases de plástico o aluminio contienen la cantidad exacta para que una máquina produzca una taza de esta bebida.
 
Pero cada vez más estas unidades de café están recibiendo críticas de quienes las consideran una amenaza para el medio ambiente.
 
Como parte de su política medioambiental, el mes pasado la ciudad alemana de Hamburgo prohibió la compra de ‘ciertos productos contaminantes o componentes del producto’ con dinero de la municipalidad.
 
La prohibición incluye una referencia específica para ‘equipos de bebidas calientes que necesitan paquetes monodosis’.
 
Lo llaman ‘kaffeekapselmaschine’, o máquina de café en cápsulas, que representa uno de cada ocho cafés vendidos en Alemania.
 
‘Estas monodosis causan un innecesario consumo de recursos y generan residuos que con frecuencia contienen aluminio contaminante’, se lee en el informe del ayuntamiento.
 
El problema, según Jan Dube, portavoz del departamento de Energía y Medioambiente de Hamburgo, está en que ‘las cápsulas no se pueden reciclar con facilidad debido a que normalmente están hechas de una mezcla de plástico y aluminio’.
 
Además, la complejidad del empaque, combinado con los restos de desecho orgánico del café que queda dentro, hace que estos envases sean difíciles de procesar en muchas plantas recicladoras.

Tags:

Esto tambien te puede interesar