Los incendios en el norte de Santa Fe ya consumieron el 80% del humedal de Jaaukanigás

Se trata del sitio con mayor biodiversidad de la provincia y uno de los principales del país. Advierten que gran parte de la fauna y flora autóctona se perdió por los focos ígneos que continúan avanzando sobre el humedal.

Aseguran que hay entre 20 y 30 focos de incendio en el valle de inundación del Paraná.

La quema de pastizales es intensa en el norte de la provincia de Santa Fe. Los incendios ya consumieron entre el 70 y el 80% del humedal Jaaukanigás, donde se concentra la mayor biodiversidad del territorio provincial. Desde el Municipio de Villa Ocampo expresaron su preocupación mediante un documento que llegó hasta el ministro de Ambiente de la Nación, pero hasta el momento no hay respuestas.

“Jaaukanigás”, en lengua indígena, significa “gente del agua” en español. Pero la época de sequía hace que su nombre pierda sentido, sobre todo cuando la gran mayoría de su flora y fauna autóctona es arrasada por los incendios que sacuden al cordón costero provincial desde hace semanas.

Román Murzyla, director de Turismo de la Municipalidad de Villa Ocampo, aseguró a Aire Digital que “entre el 70 y el 80% del Jaaukanigás está quemado”, es decir que 393.600 de las 492.000 hectáreas que componen el humedal más importante de Santa Fe se perdieron por la acción del fuego. Y sigue avanzando. “Hoy hay más de 20 focos de incendio en todo el valle de inundación del Paraná”, contó el funcionario que se mantiene en contacto con los bomberos de la zona. La situación es aún más alarmante observando el pronóstico del tiempo, ya que no hay proyecciones en torno a lluvias importantes en el norte santafesino que puedan detener el avance del fuego o, al menos, mantener húmeda la vegetación.

El humedal del Jaaukanigás alberga fauna autóctona y gran parte de esos animales murieron incinerados o asfixiados por el humo. “La fauna muere en forma directa quedando atrapada en el fuego, y el 80% de la que sobrevive se va del sitio, como aves y carpinchos. El daño es terrible”, explicó Murzyla.

Para el director de Turismo de Villa Ocampo – localidad por la que se accede al humedal – “está sucediendo lo mismo que en el Amazonas”. “Hicimos anteayer un recorrido y vimos árboles de 20 años prendidos fuego. Estamos perdiendo hábitat y va a llevar mucho tiempo recuperarlo”, insistió.

A diferencia de la repercusión y el alcance mediático de los incendios en el Amazonas y Australia, en el norte provincial no hay una fuerte repercusión ciudadana como también la hay en el sur de Santa Fe. “Esto no tiene tanta discusión como en Rosario y Victoria, donde hay una movida grande con ambientalistas. Pero acá sucede lo mismo y peor”, afirmó el director.

El humedal Jaaukanigás está ubicado cerca de Reconquista, norte de Santa Fe, lindando con la provincia de Corrientes.

¿Quién se declara culpable?

Al igual que las quemas de pastizales en el Gran Santa Fe y en el delta del Paraná, hasta el momento los incendios no tienen autoría. La limpieza de campos para la pastura es una práctica habitual en la zona, “lo que no quiere decir que sea correcto”, analizó Murzyla al recordar la legislación nacional y provincial que la prohíbe. “Hoy prender fuego es incontrolable”.

La vox populi reconoce a ganaderos o pescadores como los culpables de la quema incontrolada, pero para que la Justicia actúe hay que agarrarlos “con las manos en la masa”. “Por lo general el dueño de un campo privado te dice que él no prendió al fuego y nadie se hace responsable, la única forma es encontrarlos en el momento”, relató el funcionario.

El sitio proporciona un hábitat ideal para un gran número de especies, algunas vulnerables o en peligro de extinción.

El sitio proporciona un hábitat ideal para un gran número de especies, algunas vulnerables o en peligro de extinción.

Ley de Humedales

La sequía y bajante histórica del río impulsan un rápido tratamiento de los tantos proyectos de protección de humedales. Uno de los sitios con más fauna y flora autóctona del país está muriendo y una legislación “puede hacer que la provincia de Santa Fe cuente con recursos para el cuidado de los humedales”, entre ellos, “la creación de guardabosques o guardafaunas”. “El humedal es fuente de vida y tenemos que cuidarlo”, expresó Murzyla.

A través de la ley de humedales, la provincia de Santa Fe puede contar con recursos para el cuidado de los humedales.

A principios de la semana, el Municipio de Villa Ocampo emitió un comunicado expresando la preocupación por la pérdida de gran parte del Jaaukanigás. El documento llegó incluso a manos del ministro de Ambiente de la Nación, Juan Cabandié, pero las respuestas y acciones no llegan desde la Provincia ni desde el gabinete de Alberto Fernández, según informaron desde esa Municipalidad.

Tags:

Esto tambien te puede interesar

El calentamiento global favorece la proliferación de mosquitos

A medida que las temperaturas globales aumentan, estos insectos van colonizando regiones que hasta ...

Así luce el Eucalipto Arco Iris, uno de los árboles más bellos del mundo

El eucalipto arco iris tiene su corteza que adopta distintas coloraciones al exponerse al ...