México: con “bombas de semillas” buscan combatir la deforestación y la sequía

Desde el cielo, una organización mexicana en el occidental estado de Jalisco “bombardea” los bosques con más de 20.000 semillas nativas para contribuir a la reforestación y restauración de los ecosistemas naturales, por la temporada de incendios e intensa sequía que vive México.

Ayudados con avionetas dirigidas por cuatro pilotos voluntarios, los activistas de Earth Army lanzaron las llamadas “bombas de semillas” que irán a dar a alguna parte del bosque y germinarán con el agua del próximo temporal de lluvia que inicia a mediados de junio, explicó Adán Nuñez, miembro de la organización.

“Es una de las formas menos agresivas con el medio ambiente para la reforestación, ya que mínimo el 18 % de las semillas lanzadas tienen éxito y normalmente con plantas que vienen de viveros menos de 4 % tienen éxito en programas de reforestación. La diferencia es grande y tiene muchas virtudes”, explicó en entrevista durante una de las acciones de diseminación.

Mezcla tierra fértil, agua y arcilla

La artillería consiste en miles de bolas hechas con la técnica creada por el biólogo Masanobu Fukuoka que mezcla tierra fértil, agua y arcilla en la que son introducidas una o varias semillas, según la especie de árbol que se quiera diseminar.

Las semillas son recolectadas de otras plantas en el sitio para evitar cambiar el tipo de flora y la dinámica natural que prevalece en el lugar a reforestar.

La mezcla se deja secar por unas horas para permitir que se endurezca y tenga el peso suficiente para resistir la caída a gran velocidad desde la avioneta y que las semillas se diseminen en una misma zona a espera el agua de lluvia.

“Estamos replicando el mismo sistema natural en el que una semilla germina por su propia fuerza, por su selección natural, con la bomba la protegemos de los consumidores naturales que se las comen y no permiten la germinación. También tiene la capacidad de estar viva durante varios meses aunque la arrojemos ahorita”, expresó el activista.

Con el agua de lluvia, la arcilla y la tierra de la bomba se reblandecen y humedecen, un ambiente propicio para permitir que la semilla germine y se desarrolle por sí misma.

Alcanzar lugares remotos del bosque

Además, lanzarlas desde el aire permite a los activistas llegar a los lugares remotos del bosque o el área natural y corroborar con claridad qué zonas necesitan ser reforestadas.

En esta primera intervención, realizaron la diseminación en las áreas naturales de San Esteban en el municipio de Zapopan y de Cerro Viejo, en la localidad de Tlajomulco de Zúñiga.

La intención es realizar este trabajo en varias zonas del área protegida del Bosque La Primavera, una de las más importantes en Jalisco, y que en abril pasado sufrió varios incendios de gran alcance, reveló Nuñez.

Hace unos meses la organización lanzó dos millones y medio de semillas en los bosques del sureste de Chiapas, aunque los resultados del trabajo que realizan no serán evidentes hasta dentro de un año.

Tags:

Esto tambien te puede interesar