Tailiandia: una isla paradisíaca, en peligro de desaparecer

Las islas más remotas de Tailandia como Koh Lipe, antaño a salvo del coste ambiental y social del turismo de masas, se ven amenazadas por la expansión de los vuelos de bajo coste y el desarrollismo sin control.

Las playas de aguas turquesa y arena blanca bajo las sombras de las palmeras son el perfecto reclamo para los miles de turistas que visitan Koh Lipe durante la temporada alta, en la época seca, e incluso durante el monzón.

El turismo ha provocado el crecimiento económico de la isla, con hoteles, restaurantes y bares por doquier, pero también un problema medioambiental por el exceso de basura y social, debido a la situación de vulnerabilidad de la minoría urak lawoy.

Este pueblo, también conocido erróneamente como los ‘gitanos del mar’, se beneficia llevando de excursión a los turistas en sus botes para visitar otras islas, pescar (aunque en muchos lugares es ilegal) o practicar snorkel.

Estas excursiones dejan montañas de envoltorios de poliestireno en otras islas deshabitadas como Koh Hin Ngam, donde una leyenda del dios de Tarutao amenaza de muerte al que se lleve una de sus emblemáticas piedras negras, aunque nada dice de los que tiran la basura.

EFE

Tags: