Ciudad de Córdoba reciclará las pilas y baterías usadas en un claro compromiso con la economía circular

Habrá 21 puntos de recolección de pilas y baterías en desuso en la ciudad de Córdoba, que serán entregados para su reciclado a la empresa Solar, que desarrolló una técnica de tratamiento con residuo cero y con la posibilidad de volver a producir pilas y baterías, como un proyecto de economía circular.

El convenio se firmó este martes entre el secretario de Ambiente municipal, Jorge Folloni, el director del ente municipal BioCórdoba (BioCor), Enzo Cravero y Alejandro Cometto, director de Solar.

Los vecinos podrán llevar sus pilas y baterías en desuso a centros de acopio en todos los CPC, los cuatro puntos verdes, el ente Biocórdoba, el Jardín Botánico y el predio de Piedra Blanca.

Solar hará la recolección y se encargará de la disposición final de estos residuos, que serán reciclados para volver a convertirse en pilas y baterías. Fue este uno de los emprendimientos verdes elegidos en el informe especial La vuelta al mundo de la economía circular en Córdoba.

Una de las mayores novedades de la técnica de Solar es que logra recuperar el litio de las pilas y baterías usadas, haciendo minería urbana para reactivar estos elementos.

“Realmente es algo disruptivo recuperar litio de la basura para hacer baterías que están señaladas como un punto clave en la electrificación (energías renovables y electromovilidad) donde hoy hay mucha exploración de tecnologías pero comercialmente estas son las más eficientes”, valoró Alejando Cometto, de Solar.

No sólo se recupera litio, se recupera todo: es una técnica de residuo cero. “En recuperación de baterías de litio recuperamos grafito, cobre, carbón, aluminio y lo más importante: litio”, enfatiza Cometto.

También se recogerán paneles solares fuera de uso, equipos de luminarias y otros residuos para los cuales Solar puede aplicar sus técnicas de reciclado.

“La ciudad de Córdoba se prepara para recolectar y reciclar pilas y baterías en desuso y darles un correcto tratamiento, evitando su entierro y el costoso impacto ambiental que esto genera. De esta manera, evitamos el enterramiento de estos peligrosos residuos, reducimos el impacto ambiental que esto genera y motorizamos la economía circular”, destacó el secretario.

Los contenedores y puntos de acopio comenzarán a instalarse desde el día de hoy.

“Estos emprendedores nunca habían tenido hasta ahora apoyo de nadie y son los únicos que hacen en Córdoba el tratamiento con residuo cero de estos materiales”, valoró Folloni.

No hay cómo mensurar el tonelaje de pilas y baterías que se desechan en Córdoba porque la mayoría va dentro de la bolsa común de basura al enterramiento. Sólo una pequeña porción se acopiaba en los CPC.

En varios años de acopio se acumularon 5 mil toneladas, que al inicio de la gestión del intendente Martín Llaryora se despacharon a una planta de disposición final de residuos peligrosos en Buenos Aires. Antes, eso se hacía en Taym, inhabilitada tras la inundación en su predio de Ruta 36.

La empresa Solar será la encargada de la gestión de los residuos de pilas y baterías; así como de aparatos utilizados en energías renovables al final de su vida útil.

La empresa tiene sede en la localidad de Toledo y presta servicios similares en la ciudad de Catamarca.

Esta firma tiene la licencia ambiental correspondiente para hacer este tipo de tratamientos.

Solar se encargará del transporte de residuos, desde la carga en los puntos de recepción de los materiales recibidos y transporte de los residuos hacia los lugares de destino asignados, una vez cada seis días; la clasificación de los residuos y su tratamiento y recuperación de valor. Con aquellos materiales que no puedan ser recuperados o que sean calificados como residuos peligrosos tendrá que asegurar su destino en forma correcta.

Se recibirán:

  • Pilas y baterías de litio de todo tipo y usos
  • Pilas y baterías de todo tipo y composición de materiales (alcalinas o recargables, botón, de celulares, etc)
  • Baterías de plomo y ácido
  • Baterías comunes de UPC y luces de emergencias
  • Baterías de soporte energético para actividades como la minera, telecomunicaciones y energías renovables
  • Baterías de celulares y de herramientas de mano y equipos médicos
  • Baterías y acumuladores de power bank, de vehículos eléctricos y de viviendas aisladas
  • Paneles solares fuera de uso
  • Calefones solares fuera de uso
  • Otro tipo de artefactos de energías renovables fuera de uso
  • Equipos de luminarias completos o por partes
  • Medidores de consumo y controladores
  • Residuos electrónicos

Además de pilas y baterías, la Municipalidad dispuso de contenedores en los CPC para el acopio de residuos eléctricos y electrónicos, tales como impresoras, televisores, computadoras que son recogidas cada 15 días. Ese trabajo lo realiza la empresa ProGeas para su posterior tratamiento en James Craick.

Tags:

Esto tambien te puede interesar