jueves, junio 30, 2022

Investigadores catalanes crean un proceso para convertir ropa usada en material de construcción

Más leídas

En el 35 aniversario de la publicación de Our Common Future (Nuestro futuro común), más conocido como Informe Bruntland, el grupo de investigación TECTEX de la Universitat Politècnica de Catalunya ha desarrollado un método para reciclar los residuos textiles como material de construcción.

La publicación de Our Common Future, respaldada por la Organización de las Naciones Unidas, fijaba el desarrollo sostenible como el único capaz de satisfacer las necesidades presentes sin comprometer las futuras. Cada año los residuos textiles alcanzan entre los 35 y 95 millones de toneladas, sin olvidar la difícil tarea de separar los tipos de fibras y los elementos cosidos como las cremalleras o los botones.

Buena parte de los residuos de la industria textil terminan incinerados o en vertederos, lo que es poco sostenible y tiene un gran impacto ecológico. La necesidad de preservar el medio ambiente -concienciada bajo consignas como ‘No hay planeta B’- ha provocado que los sectores económicos comiencen a tomarse en serio la cuestión medioambiental.

El de la construcción es uno de los sectores clave en la mejora de la sostenibilidad de forma global. Es responsable de aproximadamente el 35% de las emisiones de dióxido de carbono, el 40% del consumo de energía y el 45% de los residuos sólidos -considerando todo el periodo de vida de los edificios, desde su construcción hasta su uso y demolición- de la Unión Europea.

Se ha demostrado que la fase de uso de las construcciones es la que genera mayor impacto medioambiental, por lo que hace años que se estudian estrategias para mejorar su sostenibilidad. Una de las vías de mejora es reducir los impactos de los materiales de construcción, como por ejemplo haciendo uso de materiales más sostenibles -materias primas renovables o recicladas- o reduciendo la energía de los procesos productivos.

  Argentina: San Luis inauguró su tercera planta de reciclado

Otra de las industrias clave para mejorar la sostenibilidad global es la textil, lo que ha llevado al grupo de investigación TECTEX de la Universitat Politècnica de Catalunya a idear un material de construcción que emplea residuos de ropa. El material incluye en su composición, además del residuo textil, aglomerantes y cargas minerales.

Sus propiedades resultan óptimas como pavimento flotante, tabiquería seca o para el revestimiento de fachadas ventiladas, entre otros usos. El material resultante de este proceso de laboratorio es muy ligero y resistente a la flexión -en este sentido podría compararse con el ladrillo o la piedra compacta- y al impacto -aquí su resistencia es cien veces superior a cualquier de los dos-.

- Publicidad -
Últimas noticias

Geólogos encuentran un misterioso canal subterráneo que comunica Galápagos con Panamá

Un túnel de 1.609 kilómetros bajo la superficie terrestre que conectaría las Islas Galápagos con Panamá y por el que fluye magma de extremo a extremo

Noticias relacionadas