Joven recicla cáscaras de coco desechadas en vajilla ecológica de alta calidad

El 99% de las cáscaras de coco que se logran recolectar son descartadas y quemadas. Todo este proceso libera dióxido de carbono y gases de metano que son dañinos, pero se siguen quemando por millones.

Afortunadamente existen personas como María Kuriakose, residente de India, que ha lanzado una empresa llamada Thenga, que se encarga de fabricar cuencos y otros productos de cocina a partir de las cáscaras de coco, que de otro modo serían desechadas.

“Ha sido mi sueño de la infancia comenzar un negocio propio, pero no tenía ni idea de lo que podría ser. Los cocos son un cultivo versátil, en el que se pueden utilizar todas las partes. Pero noté que las cáscaras de coco se estaban descartando. Investigando más, entendí que algunas empresas los usan para hacer carbón activado, de lo contrario se queman como combustible. Anteriormente, varios artesanos de Kerala usaban las conchas para hacer cucharones para servir comida. Hoy estos productos no encuentran mucho valor y los artesanos que practican el oficio también se han reducido”, indica María, de 26 años.

, Joven recicla cáscaras de coco desechadas en vajilla ecológica de alta calidad

Nace la compañía que ha vendido más de 8000 productos de cáscara de coco

Luego de que María decidiera vender sus productos a base de cáscara de cocos, se dedicó a hablar con distintos artesanos y expertos que estaban elaborando subproductos. Todo con el fin de lograr entender como se clasificaban las conchas y se fabricaba el producto final.

En el proceso aprendió que necesitaba una gran maquinaria, pero no podía hacer esa gran inversión. Fue entonces cuando su padre, ingeniero mecánico de 65 años, intervino en el proceso y la ayudó a hacer una versión de la máquina de bajo costo.

Ahora María se dedica a obtener la materia prima de su negocio de las cáscaras de coco, utilizando molinos que extraen el aceite del grano maduro (copra) y descartan el exocarpio. De la mano de artesanos de todo Kerala, estas conchas se lijan, barnizan y se transforman en cuencos, tazones de batido, macetas, candelabros, tazas e incluso cubiertos.

, Joven recicla cáscaras de coco desechadas en vajilla ecológica de alta calidad

El origen del nombre Thenga

Al centrarse en el coco, María bautizó su compañía como Thenga, en honor al cultivo nativo del estado: Thenga significa coco en malayalam.

“Pensé en usar agua de coco y cáscara antes de decidirme por la cáscara. Una pequeña fracción se utilizaba para fabricar carbón activado, pero la mayor parte se quemaba como combustible en molinos de aceite. Cada parte del coco es útil, pero la producción de elementos de valor agregado con cáscaras de coco es limitada aquí, a diferencia de los países del sudeste asiático”, dice.

Con los pedidos llegando, comenzó a hacer pequeños lotes en la unidad. Vende en sitios de comercio electrónico como Amazon y Flipkart, lo que le permitió ampliar su lista de clientes y considerar una expansión más grande. También tiene una cuenta de Instagram, que es otro de sus canales de venta.

Para garantizar un producto natural, sostenible y sin residuos, no utilizan ninguna sustancia artificial en la fabricación de estos cuencos. “Hemos capacitado a los artesanos para mantener los productos completamente naturales, por lo que usan aceite de coco en lugar de barniz para la capa fina de esmalte” señala María.

Tags:

Esto tambien te puede interesar

Usan residuos de arroz para fabricar un neumático revolucionario

La empresa Goodyear destacó que esta nueva cubierta a base de residuos de la ...

Provincia de Buenos Aires: Tres Arroyos sigue apostando al tratamiento de basura

Firmaron diferentes convenios con el objetivo de brindar planes de formación y educación para ...

Alemania: Un supermercado con cero embalaje

Se basa en depósitos dispensadores donde las personas pueden comprar productos a granel que ...