jueves, octubre 6, 2022

Nanopartículas: Un veneno silencioso

Más leídas
Si bien la nanotecnología es una materia relativamente nueva, resulta fundamental saber cuál es el destino, el comportamiento, la disposición y la toxicidad de los nanomateriales manufacturados y sus efectos directos o indirectos en los seres vivos.

 
La realidad es que existe una escasez de investigaciones dedicadas a estudiar el comportamiento coloidal y la toxicología de las nanopartículas, muchas veces por las limitaciones que impone el tamaño de las mismas. Los pocos científicos que se dedican a ello, advierten que estamos ante un problema cuyas consecuencias podrían ser nefastas.
 
Dentro de este grupo de materiales, las nanopartículas son los materiales con dimensiones que van de 1 a 100 nm y se les considera particularmente importantes (y peligrosas por sus efectos adversos sobre la salud), aunque siempre han existido en nuestro entorno, provenientes tanto de fuentes naturales como antropogénicas.
 
Las nanopartículas en el aire se conoce tradicionalmente como partículas ultrafinas, mientras que a las que están en el suelo y en el agua se les denomina coloides y poseen un rango de tamaño ligeramente diferente.
 
En ambientes urbanos, los vehículos y las fuentes fijas de combustión que emplean material de origen fósil (petróleo, carbón y/o gas), han contribuido durante muchos años a la generación de material particulado, en un amplio rango de tamaños, incluyendo los PN, que ascienden a más del 36% del total de la concentración del número de partículas.
 
Los efectos sobre la salud de tales partículas están siendo todavía investigadas: son las tradicionales PM10 (partículas de menos de 10 micras de diámetro) las PM5 y las PM2.5; pero por debajo, se ha identificado un aumento considerable en la toxicidad de partículas más finas aún.
 
La mayoría de las investigaciones realizadas en este ámbito hasta la fecha se han centrado en el material particulado ultrafino o sea de las partículas a nanoescala y de sus efectos sobre la salud humana, especialmente a nivel del sistema respiratorio, incluyendo el estrés oxidativo y las reacciones inflamatorias y fibróticas.

  Autos usados "arrojados" en las naciones en desarrollo aumentan la contaminación de los países pobres

FUENTE: Ecoticias

Últimas noticias

La minería del bitcoin en EE.UU. contamina tanto como 6 millones de coches al año

Afirman que los mineros de bitcoin alteran el sistema energético y obligan a que se siga usando combustible fósil.

Noticias relacionadas