Sandalias hechas 100% de PVC reciclado ayudan a reforestar la Amazonía

Linus es una marca de Brasil de estilo de vida sostenible, que fabrica calzado vegano y sostenible. En el mes de septiembre, que se celebra el día del Amazonas, lanzaron al mercado una colección de sandalias inspiradas en el Amazonas y que lleva por nombre “Linus Amazonia”.

Tiene un color verde muy característico pero lo mejor de la colección es que el 100% de las ganancias generadas por las ventas de la colección serán enviadas a la organización Operación Amazonia Nativa fundada en Brasil en 1969, con el fin de reconocer el papel de los pueblos indígenas en el manejo de sus territorios y la conservación de los recursos naturales, de manera autónoma y sostenible.

En la página de Linus dice: “Creemos que estamos conectados directamente con la vida en la selva. Más que mantenerla intacta, queremos establecer una relación respetuosa con la Amazonía, y esto solo es posible si se valoran los derechos de los pueblos indígenas, que son los principales responsables de proteger y preservar la Amazonía”.

sandalias recaudan dinero para la amazonia

La compañía se enorgullece en afirmar que toda su colección es 100% reciclable, vegana, libre de metales pesados y utilizan un 70% de fuentes renovables en su composición. En los pies, el resultado son sandalias ligeras y súper cómodas.

Las sandalias son muy fáciles de cuidar, solo requieren lavado con agua y jabón. De ser necesario, se puede utilizar un cepillo y el material no se verá comprometido. Lo importante es mantener las sandalias lo más limpias posibles para que la suciedad no se pegue al material.

sandalias recaudan dinero para la amazonia

Cabe resaltar que Linus cuenta con los sellos Eu Reciclo y Carbón Free, además de estar certificados por la organización internacional de derechos de los animales PETA.

Otra muestra de la sustentabilidad que apoya la empresa es que recolecta el 200% del plástico que produce y compensa las emisiones de carbono generadas año tras año, teniendo un objetivo ambicioso de convertirse en carbono negativo para el 2026.

La historia del nacimiento de Linus

Las sandalias de Linus tienen una curva de apoyo para los pies bastante peculiar. Y es que la empresa fue fundada por Isabela Chusid, licenciada en administración por la Fundación Getulio Vargas (FGV). Isabela fue diagnosticada con laxitud de ligamentos y su médico le indicó que no usara pantuflas ni caminara descalza.

En vista de que debía usar siempre zapatos con curvatura para sus pies y las opciones del mercado no cubrían sus necesidades, su alma emprendedora salió a la luz y fue así como nació Linus.

Hoy, la compañía cuenta con 12 colores diferentes en su modelo de sandalias. Además de una copa de silicona retráctil que se fabrica en asociación con Menos Lixo, con el fin de ayudar a los consumidores a reducir el consumo de los vasos plásticos.

La empresa ha crecido un 700% entre enero 2020 y el mismo período en 2021. La realidad es que Linus fue favorecida en la época de pandemia por COVID debido a que las personas buscaban estilos cómodos para estar en casa y el formato del comercio electrónico facilitó todas sus ventas.

Tags:

Esto tambien te puede interesar

México: Residuos orgánicos serán transformados en gas y energía

Se trata de un proyecto que también generará ahorros para el sistema de recolección ...

Estados Unidos: Una joven lleva dos años sin producir basura

Se llama Lauren, tiene 23 años, vive en Nueva York y cursa estudios ambientales