Acribillan a “Mr. Big”, el mayor cazador furtivo de rinocerontes en Sudáfrica

“Mr. Big”, el mayor cazador de rinocerontes de Sudáfrica, murió atacado a balazos mientras se encontraba en su vehículo. Petros Sidney Mabuza, el capo de la caza furtiva, fue asesinado el 17 de junio.

Un auto con varios hombres se le puso a la par y lo fusilaron. Al momento hay un detenido y no está claro el móvil del homicidio, aunque autoridades locales no descartaron que esté relacionado con la caza furtiva.

El auto de Sidney Mabuza recibió 17 disparos y el hombre de 57 años murió en el acto. “Mr. Big” estaba estacionado en el exterior de un centro comercial cuando un auto negro con varios delincuentes lo sorprendió.

La muerte de Sidney Mabuza fue confirmada por Leonard Hlathi, portavoz del Servicio de Policía Sudafricana de la provincia de Mpumalanga, quien le pidió a la gente que ayude a las autoridades a encontrar a los responsables de este asesinato.

“Creemos que la gente vio y conoce a los sospechosos. Pedimos al público que se ponga en contacto con la policía de forma anónima” dijo Hlathi, quien detalló que ya hay un detenido por este crimen y se investiga cuál fue el móvil del asesinato. Si bien se habla de peleas entre pandillas, se cree que el crimen tiene que ver con el rol de “Mr. Big” como cazador.

“Nadie tiene derecho a quitarle la vida a otra persona, independientemente de las razones. Somos optimistas de que los miembros de la comunidad compartirán información con la policía para que los asesinos puedan ser llevados a los tribunales”, dijo el comisionado interino de policía de Mpumalanga, Thulani Phahla.

Petros Sidney Mabuza había sido detenido en junio de 2018 después de comprar un cuerno de rinoceronte. A pesar de las acusaciones, el cazador salió libre bajo fianza en dos ocasiones.

Caza furtiva en Sudáfrica

Sudáfrica es el país con la mayor colonia de rinocerontes en el mundo, con alrededor de 20 mil ejemplares en su territorio.

Asimismo, es la zona en donde más se presenta la caza furtiva de estos animales. Sólo en 2020, se cazaron 394 rinocerontes, una cifra baja en comparación a años anteriores (en 2019, la cifra fue de 594), pero que sigue siendo motivo de preocupación para las autoridades.

El descenso del año pasado tuvo que ver con la pandemia de coronavirus y la menor cantidad de cazadores que pudieron participar de la caza.

“Aunque este éxito debe celebrarse como una victoria moderada, no podemos volvernos autocomplacientes mientras la creciente demanda (de cuerno de rinoceronte) en los países consumidores asegure un lucrativo mercado negro”, puntualiza en el comunicado la ministra de Medio Ambiente sudafricana, Barbara Creecy.

La mayor parte de los ejemplares muertos (245, un 62 % del total de las bajas del país) se dieron, como es habitual, en el parque nacional Kruger (noreste), una de las mayores reservas naturales de África y hogar de la mayor parte de la población sudafricana de rinocerontes.

Los cazadores furtivos buscan los cuernos de los animales y los venden, sobre todo en mercados asiáticos en los que se les atribuyen propiedades curativas y afrodisíacas.

En el mercado negro, el cuerno alcanza valores de entre 60 mil y 80 mil dólares por kilo.

Tags:

Esto tambien te puede interesar

Argentina: Chubut aprobó una ley que regula el buceo con lobos marinos

La ley prevista para el mar de jurisdicción provincial regula las actividades que se ...

El hábitat natural de los pandas está en grave riesgo

La deforestación, la construcción de carreteras, la agricultura y el turismo son las principales ...