Australia: descubren al ornitozilla, gigante antecesor del ornitorrinco

El ornitorrinco (Ornithorhynchus anatinus) es una de las especies más curiosas del mundo animal. Monotremas como los equidnas -es decir, que ponen huevos y producen leche-, estos animales semiacuáticos tienen una apariencia muy particular: llevan pico de pato, cola de castor y patas de nutria, lo que les ayuda a nadar y excavar.

 
Cuando se pensaba que estos mamíferos ya habían sorprendido por completo, hace pocos días científicos de la Universidad de Columbia y de Nueva Gales del Sur descubrieron una asombrosa especie gigante que habitó Australia entre cinco y 15 millones de años atrás. Se trata del ‘ornitozilla’ (Obdurodon tharalkooschild), un ornitorrinco de un metro de largo, más del doble de lo que suele medir este animal.
 
La investigación, publicada en la revista Journal of Vertebrate Paleontology, sugiere que estos animales tienen una historia evolutiva mucho más compleja de lo que se pensaba. El sorpresivo descubrimiento fue posible gracias al hallazgo de un diente incrustado una piedra caliza de Queensland. Luego de permanecer algunos años en un armario, la paleontóloga Rebecca Pian desempolvó la pieza y rápidamente la asoció con un ornitorrinco. Sin embargo, al analizarla con más detalle, ella y su equipo de investigación llegaron a la conclusión de que su portador era considerablemente más grande que cualquier ejemplar conocido hasta el momento.
Según estiman los protagonistas del estudio, ‘ornitozilla’ tendría un comportamiento similar al de otros ornitorrincos: un mamífero acuático que vivía alrededor de fuentes de agua dulce en los bosques de Riversleigh. Respecto a su apariencia, el diente no ofreció demasiados detalles pero estiman que la especie descubierta sería muy similar a la actual, sólo con dos diferencias: el tamaño corporal y la presencia de dientes, los cuales le ayudaría a comer no sólo cangrejos y otros crustáceos, sino también pequeños vertebrados como ranas y tortugas.
 
Hasta el momento, los biólogos sólo conocían cuatro especies extintas de ornitorrinco. Todas ellas vivieron en distinto tiempo, por lo que se creía que este mamífero tenía un árbol evolutivo sencillo y lineal. Sin embargo, el nuevo descubrimiento saca a la luz una nueva ramificación de la especie, por lo que los investigadores seguirán inspeccionando la zona para encontrar nuevos fósiles que revelen más detalles sobre este enigmático animal.
 
El ornitorrinco que en la actualidad habita en Australia y Tasmania es un carnívoro de caza submarina: al entrar en el agua cierra sus ojos, oídos y nariz, identificando a sus presas -gusanos, larvas y crustáceos- a través del olfato. En etapa adulta no tiene dientes, por lo que mastica con las almohadillas de su boca.
 
El ornitorrinco vive en Australia y Tasmania, caza sus presas en el agua. En la tierra sacan sus uñas para desplazarse con mayor facilidad y crear madrigueras a orillas del río. Las hembras utilizan estos recovecos para cuidar a sus crías, que nacen de huevos, pero se alimentan de leche materna: sus glándulas mamarias son apenas perceptibles, aumentando su tamaño en los meses de lactancia.
 
Una de las características más impresionantes de los ornitorrincos es que los machos son venenosos: tienen un aguijón afilado en los talones de sus pies traseros, que puede utilizarlo para intoxicar a su enemigo.
 
Si bien por el momento no es considerado en peligro de extinción, la caza ilegal y alteración de su hábitat representan serias amenazas. En la actualidad, y luego de varios años de ser capturado para extraer su piel, se encuentra protegido por la legislación australiana.

Discovery

Tags:

Esto tambien te puede interesar

Mendoza: Dejarán de usar carros con caballos para reciclar con motocarros

Se trata de un programa piloto que comenzará mañana. 11 excarreteleros pasarán a conformar ...

aves

La agroecología atrae más aves y mejora los campos

Á diferencia de donde se utilizan agroquímicos, hay mayor diversidad de pájaros que, además, ...